El sensor de huellas dactilares bajo la pantalla del Galaxy S10 parece no ser fiable, aconsejan a Samsung copiar Face ID de Apple

Muchos critican a Apple por haber desechado Touch ID en favor de Face ID, en lugar de intentar integrar un sensor de huellas dactilares bajo la pantalla del iPhone, algo que se sabe que Apple ha probado en sus prototipos porque tienen un método para conseguir eso patentado hace años. Ahora viene Samsung con su Galaxy S10 e incluyen el sensor de huellas dactilares bajo la pantalla. Es, por lo tanto, el momento de comprobar cómo funciona de bien o mal, y las primeras reseñas de este smartphone con el que todo el mundo comparará el iPhone XS Max, ya han llegado.

Samsung Galaxy S10
Samsung Galaxy S10, vía The New York Times.

Cuando Apple decidió utilizar sólo Face ID, y eso es algo que decidió bastante pronto en el desarrollo del iPhone X, tenían muy claro que era mejor que Touch ID. Como suele pasar con casi todo, es mejor en muchas situaciones y también es peor en otras. Por ejemplo, con los dedos mojados no funciona Touch ID, tampoco lo hace si los tienes secos o sucios por cualquier razón. Si tienes el iPhone delante, por ejemplo en un soporte en el coche, puedes desbloquearlo simplemente mirando, y es muy útil y rápido haciéndolo así, en lugar de buscar el botón Home para poner el dedo. Pero al mismo tiempo es verdad que hay ocasiones en las que si el sol está incidiendo sobre el frontal del iPhone y/o la cara, a veces Face ID falla y el iPhone pide la clave de desbloqueo. En general, se podría decir que los usuarios de Face ID están contentos y no echan mucho de menos Touch ID. En Samsung, no obstante, piensan diferente… básicamente porque su sistema de detección de caras se basa sólo en la imagen y es fácil engañarlo, incluso en el nuevo Galaxy S10. Pones otro smartphone con tu cara delante en un vídeo o foto, y listo – el S10 se desbloquea. Es fácil y rápido. Por eso es recomendable no activarlo. El sistema de reconocimiento facial del iPhone funciona en 3D, incluso en completa oscuridad, y hasta que Samsung no copie consiga hacer lo mismo, es muy probable que sigan confiando en el sensor de huellas dactilares. Esta vez, en el S10, el sensor está situado bajo la pantalla y no detrás. ¿Qué tal funciona?

La respuesta, es que no funciona muy bien. Parece que, por alguna razón, ha perdido sensibilidad o exactitud, quizás por el handicap que supone tener una pantalla en medio. Dan Seifert en The Verge, nos cuenta esto del sensor de huellas dactilares bajo la pantalla del Samsung Galaxy S10;

Habitualmente he tenido que intentarlo más de una vez antes de que el S10 se desbloquee. Preferiría tener un sistema como Face ID que requiera menos esfuerzo, o por lo menos, un sensor de huellas dactilares en la parte trasera del terminal. El S10 tiene un sistema de desbloqueo con la cara, pero sólo usa la cámara frontal para analizar tu cara y compararla con una registrada. No hay mapeado 3D ni nada parecido. De hecho, he podido desbloquear el S10 con un vídeo de mi cara reproducido en otro smartphone.

Este es mi consejo para Samsung; Copiar ya el sistema de Apple. Es mucho más fácil y más confiable de usar que el bonito y decepcionante sensor de huellas dactilares bajo la pantalla del S10.

Se puede decir más alto, pero no más claro. No nos equivocamos si decimos que el Galaxy S10 es un buen smartphone, bonito y moderno, con una muy buena pantalla. Pero Samsung es una empresa que no dice “no” a muchas cosas, como integrar un sistema de reconocimiento facial inseguro que cualquiera puede burlar, por ejemplo. Tampoco tienen problemas en integrar un sensor de huellas dactilares bajo la pantalla que no siempre funciona, en todas las condiciones. Seifert no es el único que ha tenido problemas con ese sensor.

Biran X. Chen, en el New York Times, ha dicho esto:

Quería enseñarle a mi compañera el nuevo S10, con el que estaba inusualmente entusiasmado. – Mira, este teléfono tiene un sensor de huellas dactilares integrado directamente en la pantalla”.

Puse mi pulsar sobre la pantalla, en el lugar en donde está el sensor. “No hay coincidencia”, apareció en un mensaje en la pantalla. Puse el pulsar de nuevo, y apareció el mismo mensaje. Después de cinco intentos fallidos, me pidió la contraseña de desbloqueo.

“Qué gran demostración” dijo mi compañera mientras volvía a concentrarse en su Instagram.

De nuevo, parece que eso de tener un sensor de huellas dactilares bajo la pantalla, no es una quimera. No funciona, al menos por ahora, tan bien como tenerlo en el botón Home. Incluso así, es muy probable que no funcione también como funciona Touch ID en el iPhone… rápido, en cualquier posición, etc – es, por ahora, una tecnología que debe madurar más. Cuando Apple tenía que tomar la decisión vieron que su mapeo 3D de caras de Face ID funcionaba muy bien y simplemente no se quisieron complicar más la vida con Touch ID bajo una pantalla. No era necesario. Esas son las decisiones que te puedes tener el lujo de tomar cuando desarrollas una alternativa que funciona bien. ¿Qué alternativas tiene Samsung a un reconocimiento facial simple basado sólo en una imagen o a un sensor de huellas dactilares que no funciona siempre bien? – la respuesta es sencilla: Ahora mismo, ninguna.