Apple ha presentado hoy el iPhone XS y iPhone XS Max, sus smartphones más avanzados hasta la fecha.

iPhone XS y XS Max
iPhone XS y XS Max

Se trata de una nueva plataforma, evolucionada desde el iPhone X que hemos disfrutado durante la mayor parte de este año. Las mejoras de este nuevo modelo vienen de la mano, sobre todo, de un nuevo SoC (System on Chip) de Apple, el A12 Bionic, mucho más avanzado que el modelo anterior, el A11 que lleva el iPhone X. Habrá que ver cuánto más rápido es esta CPU o GPU en comparación con el A11, pero en las demostraciones que nos han mostrado durante la presentación, parecen mejoras realmente espectaculares. El A11 ya estaba por encima de cualquier otro SoC para smartphones del mercado, y este A12 parece estar simplemente varios años por encima de lo que cualquier otro smartphone haya tenido nunca.

Mejoras del procesador A12 Bionic

La principal novedad en el chip parece ser un nuevo motor neural, la parte del integrado que se encarga de los cálculos de realidad aumentada o machine learning, que básicamente hacen funcionar cosas como Face ID. De dos núcleos en el A11, pasamos a 8, multiplicando exponencialmente su capacidad. La CPU tiene 6 núcleos, y la GPU, 4 en total. Eso nos da una CPU con 18 núcleos en total, de diferentes tipos. Todo en un chip, recordemos, para ser utilizado en un smartphone o tableta.

Mejoras de velocidad de cálculo del procesador neural
Mejoras de velocidad de cálculo del procesador neural

Los núcleos de bajo rendimiento, los que se utilizan cuando no exigimos mucho al iPhone, permiten mover el sistema operativo con un 50% menos de consumo energético, lo que se traduce en más duración de batería. Los núcleos de alto rendimiento, son un 15% más rápidos en comparación con los del A11. La GPU, afirma Apple, es un 50% más rápida, y eso que es sólo la segunda que hacen después de la del A11.

Volviendo al aspecto, aunque aparentemente el iPhone XS no parezca ser diferente de un iPhone X, el cristal de su pantalla ha sido endurecido aún más. También está disponible en un color dorado que le da un aspecto bastante espectacular, que nunca tuvo el iPhone X anteriormente. También está disponible en plata/blanco y gris espacial/negro como la versión anterior, pero Apple ha mostrado casi únicamente éste color dorado en su material de marketing.

Los tres nuevos colores del iPhone XS

iPhone XS dorado

El acero inoxidable que han utilizado para la carcasa esa de “grado quirúrgico”, algo que parece ser una especie de sinónimo de muy bueno. Por supuesto se puede continuar cargando el terminal inalámbricamente a pesar de su carcasa metálica. Sobre la durabilidad de estos nuevos acabados o lo fácil o difícil que será arañarlo, estamos seguros de que no pasará mucho tiempo hasta que veamos a unos cuantos YouTubers tirándolo al suelo o intentando romperlo de cualquier manera imaginable. Hasta entonces, lo único que podemos hacer es confiar en la palabra de Apple en cuanto a la durabilidad de ese acero o cristal en la pantalla.

iPhone XS desbloqueado con Face ID

Ahora, Face ID es más rápido que antes en este nuevo iPhone XS, en parte gracias a ese nuevo procesador neural con más núcleos del A12 que permite terminar los cálculos de identificación facial todavía más rápido.

En cuanto a los sensores de las cámaras traseras, han sido mejorados con más fidelidad de imagen, mejor funcionamiento en zonas oscuras, como podemos ver por ejemplo en este retrato que Apple ha publicado en la página de su web en donde presenta el iPhone XS.

Retrato a oscuras hecho con un iPhone XS

Las mejoras en el tratamiento de imágenes han permitido mejorar los efectos de desenfoque que hay detrás del sujeto retratado. No han especificado si estas mejora llegará a otros modelos de iPhone o se quedará como exclusiva del iPhone XS y XS Max por ahora, aunque todo parece indicar que así es.

La cámara trasera principal tiene una apertura de f,18, la secundaria tipo teleobjetivo f2,4, y el sensor que hay bajo las lentes es el doble de rápido, lo que permite tomar fotos con un modo HDR mejorado que Apple ha llamado Smart HDR y que permite tomar no sólo una imagen, sino hasta cuatro al mismo tiempo gracias a un buffer de cuatro imágenes, sin hacer más exposiciones, mejorando todavía más el detalle en sombras o zonas muy iluminadas. El vídeo continúa siendo 4K a 60 fotogramas por segundo.

Smart HDR

Entre estos nuevos iPhone XS y XS Max, únicamente cambia el tamaño de pantalla (de 5,8 o 6,5 pulgadas respectivamente, ambas OLED – la pantalla más grande que haya tenido un iPhone hasta ahora) y duración de la batería, obviamente un poco más gracias a su mayor tamaño. El modelo pequeño ofrece hasta media hora más de autonomía que el iPhone X anteriormente, y el iPhone XS Max hasta una hora y media más.

Duración de batería del iPhone XS Max

Una de las novedades importantes es la posibilidad de utilizar dos tarjetas SIM, algo que pensábamos que estaría limitado a China, pero que finalmente podremos utilizar en todo el mundo. En iPhoneros siempre hemos pensado que la mejor manera de hacer algo así es dejar que una de las tarjetas sea virtual, es decir, programada dentro del iPhone, desde el que podamos contratar una tarifa directamente con una tarjeta de crédito como hacemos desde el iPad desde hace años, y luego una tarjeta física, de las de toda la vida. Finalmente, este será el caso. Podremos recibir o hacer llamadas de dos números, o utilizar la tarifa de datos de cualquiera de las dos. En China, eso sí, habrá una versión especial del iPhone XS que tendrá espacio para dos tarjetas SIM físicas.

Apple ofrecerá estas nuevas máquinas en tres capacidades de 64, 256 y 512 GB de almacenamiento. La certificación de resistencia al agua es IP68, que básicamente indica que puede sumergirse hasta 2 metros de profundidad durante 30 minutos sin que haya malas consecuencias, pero recordemos que nunca es recomendable tentar a la suerte y dejar que nuestro iPhone caiga en un lugar con tanta profundidad. La garantía, además, no cubre las entradas de agua en la máquina, da igual cómo se hayan producido.

El iPhone XS se venderá a partir de 1159€ en España, el modelo de 64 GB. El modelo de 256 GB costará 1329€, y el modelo de 512 GB sube hasta la cifra estratosférica de 1559€, haciéndolo uno de los más caros del catálogo. Sólo le supera el iPhone XS Max, de lejos el iPhone más caro jamás fabricado por Apple, que en su versión de 512 GB cuesta la increíble cifra de 1659€. Las otras dos capacidades de 256 GB y 64 GB cuestan 1429€ y 1259€ respectivamente.

El iPhone XS se podrá comprar a partir del día 14 de Septiembre, con envíos empezando el día 21 de Septiembre. España, está incluida en la primera oleada de países. México también.

En las próximas horas publicaremos una serie de artículos en donde iremos detallando las principales novedades de estos dos nuevos modelos de iPhone, hasta la fecha los más avanzados que Apple ha diseñado nunca.

11 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here