El iPhone es más caro que nunca antes: Evolución de los precios en los últimos años

Existe una corriente de opinión que sostiene que Apple es una marca de niños ricos, de pijos, o como sea que se califique a personas con dinero en diferentes países hispanohablantes. Apple nunca se ha quitado esta etiqueta de encima, prácticamente desde sus comienzos, por buenas razones… pero la principal, siendo que siempre hay alternativas más baratas. Probablemente no tan buenas como las de Apple, pero si suficientemente buenas a precios mucho más asequibles. Con el iPhone ocurre lo mismo. Es fácil encontrar un Xiaomi por menos de 200 eurodólares, pero el iPhone más barato que se puede comprar hoy en día es un iPhone 7, que tras el lanzamiento del iPhone XS y XR, a pasado a costar unos 400 eurodólares según tienda y oferta concreta. Es un buen smartphone, sí, pero lleva ya tres años en el mercado.

iPhone 7 Plus dorado

Parece que el precio del iPhone es más caro cada año… y efectivamente, especialmente desde el lanzamiento del iPhone X, parece que los iPhones son más caros que nunca. Un iPhone XS Max con 512 GB de almacenamiento ronda los 1500 eurodólares… como es una cifra alta, en Euros pasa de 1600, en dólares 1400 y pico. Es el iPhone más caro de toda su historia hasta ahora, debido obviamente a que con tanto almacenamiento y una pantalla más grande estos smartphones empiezan a parecerse más a un ordenador portátil que un teléfono móvil. Pero vamos a comprobar si realmente el precio de los iPhones está subiendo, con esta gráfica (vía Asymco).

Evolución de los precios del iPhone

Hay muchos datos en ella porque Apple tiene ahora más modelos de iPhone a la venta que nunca antes, con más colores y opciones de almacenamiento de las que ha tenido en años anteriores. Como vemos, desde que lanzaran al mercado el iPhone original, el catálogo de iPhones ha ido incrementándose con el paso del tiempo hasta tener disponible un impresionante abanico de modelos.

En la gráfica podemos comprobar cómo ha ido subiendo el precio del iPhone cada año. Es algo cierto, sin duda – pero también es cierto, que Apple siempre ha tenido un modelo de iPhone a la venta por unos 400 o 450 dólares, o incluso menos, como ha ocurrido con el iPhone SE de 16 y 32 GB de capacidad, que baja de esa línea.

Obviamente, todos nos fijamos en los nuevos modelos, los que cuestan o superan la barrera psicológica de los mil eurodólares. Pero Apple no es la única que está haciendo esto; Samsung o Huawei, ahora mismo los fabricantes número uno y dos de la industria de la telefonía móvil, tienen también varios modelos de smartphones que superan esa barrera ampliamente. Sin embargo, eso no es tan noticia, hasta que Apple hace lo mismo. Todas estas tres marcas, venden smartphones más baratos, si bien Samsung y Huawei venden terminales baratos mucho más baratos que cualquier smartphone de Apple, pero sólo una de ellas se va a quedar con la imagen de marca cara. El dogma de que Apple es una merca para ricos, de lujo, empieza a saltar en las conversaciones de amigos y familiares cada vez que anuncian el lanzamiento de un nuevo modelo de iPhone. Da igual si venden portátiles que, en iguales condiciones de especificaciones, son más baratos que los de HP o Lenovo. Da igual si en muchas tiendas es posible comprar un MacBook Air por menos de 800 dólares, o si venden el iPhone 7 a 400 dólares. Apple nunca se va quitar ese estigma de marca cara que ha ido adquiriendo a lo largo de su historia. Pero millones de personas comprando sus productos en todo el mundo han hecho de Apple la empresa más valorada de la historia a esos precios… el mejor mensaje que se le puede dar a Apple sobre sus precios, es no comprar sus productos si son demasiado caros. Pero no parecen tener un problema con eso.

Lo que está pasando realmente con la industria de los smartphones, es que los precios de los terminales de alta gama están creciendo bastante porque sus pantallas, sus CPUs y sus capacidades de almacenamiento son también cada vez mejores. Los componentes buenos, los más potentes, son cada vez más caros. Los smartphones de alta gama están alcanzando un nivel de sofisticación que los hace más potentes que muchos ordenadores portátiles vendidos hace sólo unos pocos años. Esto hace que se encarezcan cada vez más. Pero si quieres hacer la prueba, toma en tus manos un smartphone de hace cinco años, y fíjate en su pantalla, en cómo mueve las Apps y su sistema operativo. Utilízalo un día, y luego vuelve a un smartphone actual. No existe comparación… los dispositivos que podemos comprar hoy en día son mucho mejores en todos los sentidos, tanto, que es fácil olvidar lo buenos que se han vuelto.

Como vemos, este tema del precio de los smartphones es un asunto mucho más profundo de lo que uno pueda pensar inicialmente al ver que un smartphone de Huawei cuesta 1300 dólares o al ver que el iPhone XS más barato cuesta 1000. Lo importante, según lo vemos nosotros, no es tanto el precio del terminal, sino el uso que se le da. Tres tres años de uso, se paga menos de un eurodólar por haberlo utilizado todo ese tiempo. Si subimos a 4 años, algo que ya está empezando a dejar de ser extraño, podemos sacar un rendimiento muy bueno y bajar el coste de tener un smartphone de alta gama a medio eurodólar por día. Muchos se gastan más dinero en alcohol o tabaco – pero nadie se echa las manos a la cabeza por eso.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here