Diferencias entre el iPhone XS y el iPhone XR, ¿cuál es mejor para mi?

Ahora que Apple ha presentado el iPhone XS y el iPhone XR, muchos se preguntan si merece la pena el esfuerzo que supone para por el primer modelo en lugar de esperarse un mes al segundo. El iPhone XS es realmente caro, dicho sea de paso en línea con los smartphones de alta gama de otros fabricantes. El iPhone XR es unos cuantos cientos de eurodólares menos caro, pero sale un mes más tarde, a finales de octubre, así que ahora la pregunta que muchos se hacen es… ¿merece la pena esperar? ¿Cuál es mejor para mi? – en este artículo intentaremos contestar esa pregunta.

iPhone XR

Para poder comprender si merece la pena esa subida de precio del iPhone XS, tenemos que comprobar si las funciones que tiene este modelo sobre el iPhone XR son útiles para nosotros mismos. Empezamos por la primera gran diferencia entre ambos terminales;

Pantalla OLED en lugar de LCD

La pantalla del iPhone XS es OLED, y la del iPhone XR es LCD. Ambas se ven espectacularmente bien, pero la pantalla OLED del iPhone XS presenta mucho más contraste y colores más vivos. El negro, es totalmente negro, y el consumo de la pantalla también es menor, ya que sólo se consume por los píxeles que haya encendidos en cada momento. Aunque antaño las pantallas OLED presentaban problemas como sombras y zonas de la pantalla quemadas, tras un año completo en el que millones de personas han utilizado el iPhone X masivamente, nadie ha comentado que haya tenido ningún problema con esta tecnología. La pantalla OLED que Apple ha diseñado, es sin duda la mejor pantalla que un iPhone ha tenido nunca. Punto. Es así de sencillo.

La pantalla LCD de un iPhone XR, que Apple ha bautizado como Liquid Retina Display, es especial porque permite utilizarse en todo el frontal del terminal, como en el iPhone XS. No obstante, hay pequeñas diferencias que conviene tener muy claro;

  • El contraste: Es menor. Mostrando un fondo completamente negro, es posible saber si la pantalla está encendida. Basta con dejar la luz apagada en donde estemos, y notaremos una muy ligera iluminación, como un recuadro grisáceo. Esta es la demostración de que el contraste no se acerca siquiera a lo que puede ofrecer la pantalla del iPhone XS.
  • El color: Es muy bueno, pero no tan vivo como en el caso de las pantallas OLED del iPhone X, XS y XS Max.
  • Los bordes de la pantalla: Son ligeramente más gruesos que en el iPhone X, XS y XS Max. La diferencia es mínima, pero se nota a simple vista.

Aunque esta pantalla LCD tiene estas diferencias, es obviamente una muy buena pantalla… de hecho es la mejor pantalla LCD que ha tenido un iPhone nunca. Por eso, probablemente nadie tenga ningún problema con ella como nadie lo ha tenido con ningún iPhone antes del iPhone X, cuando todos los modelos utilizaban siempre pantallas LCD. Apple ha perfeccionado también esta tecnología para dotar a sus iPhones o iPads de lo mejor que puede ofrecer. Esta pantalla LCD es, además, una de las razones por las que este iPhone puede ser considerablemente más barato. Las pantallas OLED, que hoy en día no se pueden conseguir fácilmente de varios proveedores diferentes, son mucho más caras.

Si no te importa lo que acabas de leer y te parece que la calidad que la Liquid Retina Display es más que suficiente (y creenos, lo pensarás sin duda alguna), el iPhone XR es para ti. Eso sí, ten en cuenta que la resolución de la pantalla es inferior en el caso del iPhone XR; 1792×828 pixeles, por debajo de los 2436×1125 del iPhone XS o los 2688×1242 del iPhone XS Max. El iPhone X ya tenía esos 2436×1125 de resolución que tiene el nuevo iPhone XS. Además, el iPhone XR tiene una pantalla más grande, 6,1 pulgadas en lugar de las 5,8 pulgadas del iPhone XS, a pesar de lo cual tiene también menos píxeles. La densidad de píxeles del iPhone XR es de 326 por pulgada, y la del iPhone XS de 458. Este es posiblemente el principal defecto del iPhone XR en comparación con sus hermanos, pero en cualquier caso te será difícil diferenciar un pixel en la pantalla a simple vista. La densidad de pixeles que tiene un iPhone XR es idéntica a la que tiene un iPhone 6, 7 u 8, en sus versiones pequeñas.

Cámara trasera

La cámara trasera del iPhone XS es de doble lente. Esas dos cámaras permiten hacer básicamente lo mismo que las del iPhone X, con un efecto de retrato que permite desenfocar fondos entre otras maravillas muy bien conseguido. Al utilizar las dos lentes, es posible determinar qué hay en primer plano para saber qué desenfocar en el segundo. El resultado, es el que ya hemos visto en muchas ocasiones. iOS 12, además, mejora enormemente la calidad de este tipo de fotos.

Cámara del iPhone XS

La cámara trasera del iPhone XR sólo tiene una lente. Es una lente más amplia, y a pesar de ser una única cámara, es posible hacer fotos en modo retrato también, por primera vez en un iPhone, gracias a los servicios de ese nuevo procesador A12. Apple se ha sacado este conejo de la chistera y ha conseguido que esa funcionalidad no sea exclusiva de modelos del iPhone X, XS y XS Max, pero a costa de un precio; El modo retrato no funciona tan bien. Sí, es posible desenfocar el fondo, pero el truco no funciona tan bien como lo hace en el iPhone XS.

Cámara del iPhone XR

Aparte de eso, es una cámara con un sensor de última generación, también de 12 megapixeles, de una altísima calidad. Es una muy buena cámara, a la altura de lo que cabría esperar de un smartphone de alta gama. La lente doble, no obstante, no es sólo para hacer retratos… se le puede sacar partido de muchas otras maneras. Si para ti es imprescindible tener dos cámaras detrás para poder alternar lentes y poder acceder a diferentes tipos de fotos, entonces es mejor elegir un iPhone XS. Si tu nivel de exigencia en cuanto a fotografía no es tan elevado, sin duda la excelente cámara del iPhone XR colmará tus aspiraciones de cualquier manera. Te tienes que preguntar por tanto qué uso haces de la cámara del iPhone y si perder las ventajas que ofrece una segunda lente, es aceptable.

Color

Si te gustan los diferentes tonos de color que ofrece el iPhone XR, no hay color en comparación con el iPhone XS o XS Max. Estos últimos modelos se ofrecen en el color plateado, gris espacial o dorado habituales de Apple, mientras que el XR se ofrece en hasta seis colores diferentes, algunos tan vivos como el rojo o amarillo, que llaman mucho más la atención.

iPhone XR naranja

Todos los modelos tienen una parte trasera de cristal. En cualquier caso, es muy probable que le pongas una funda, así que el color, después de todo, da bastante igual.

Resistencia al agua

La resistencia al agua del iPhone XS o XS Max, es superior a la del iPhone XR. El iPhone XS tiene una certificación IP68, que oficialmente supone que puedes sumergir el iPhone hasta dos metros durante 30 minutos sin que le entre agua. El iPhone XR sin embargo tiene una certificación IP67, de sólo un metro de profundidad durante 30 minutos. El iPhone X tiene esa misma certificación… es una de las mejoras de la evolución de este año que el iPhone XS tenga una resistencia al agua mejorada.

iPhone X resistente al agua

En cualquier caso, esto no debería ser un problema, porque lo realmente recomendable es obviamente nunca sumergir tu iPhone a propósito. A no ser que se te caiga en una piscina, es difícil que esa profundidad extra que ofrece la certificación IP68 te vaya a ser útil. El iPhone XR funcionará perfectamente en lugares húmedos, bajo la lluvia y superará con éxito también esa zambullida en una jarra de cerveza. En este caso te tienes que preguntar, ¿me llevo el iPhone a la piscina a menudo? – pocas preguntas se pueden hacer en este sentido que supongan una ventaja para esa certificación de resistencia al agua y polvo mejorada del iPhone XS.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here