El suministro de iPhones se podría ver afectado si China extiende el período de vacaciones forzadas debido al Coronavirus

Estos días en los que prácticamente no se habla de otra cosa que no sea el Coronavirus que ha causado la paralización de China, muchos miran a Apple para ver qué pasa con el iPhone. Como todos sabemos, la mayoría de unidades las fabrican en China. Las fábricas del principal socio ensamblador de Apple, Foxconn, están en Shenzhen. Es una zona lejos de la ciudad en donde se ha originado este nuevo virus, pero aún así, el gobierno chino ha pedido a todas las empresas de todo el país que retrasen el regreso de sus empleados tras el período de vacaciones del año nuevo chino.

Interior de una de las fábricas del iPhone

El año nuevo lunar, es prácticamente el único momento de todo el año en el que los chinos se toman unas vacaciones y van a su pueblo a visitar a su familia, o viajan al extranjero. Esto produce la mayor migración humana que existe en la actualidad, porque literalmente cientos de millones de chinos se desplazan largas distancias al mismo tiempo. El Coronavirus ha afectado este año a estos desplazamientos. No podría haber llegado en peor momento. Pero además de eso, al término de estos días libres, millones de chinos se encuentran sin poder volver al trabajo porque las fábricas permanecerán cerradas hasta el próximo día 9 de febrero.

En previsión de estos paros vacacionales hay un número de iPhones fabricados que garantizan que el suministro no se corta en el extranjero o en China, pero si las fábricas no se ponen a producir nuevas unidades pronto, el suministro se podría ver afectado a nivel global. Sí, Apple tiene fábricas en India o Brasil, pero esos iPhones generalmente están ensamblados para ser vendidos únicamente en esos países. Foxconn también tiene fábricas en Vietnam o México, pero cambiar toda la producción de millones de iPhones a una de estas fábricas podría tardar meses, y en ningún caso podrían tener una capacidad ni siquiera cercana a las trece fábricas que tienen en 9 ciudades chinas.

Este posible retraso es señalado por la agencia de noticias Reuters.

Si después del día 9 de febrero el gobierno Chino decide extender estas vacaciones forzadas para ayudar a evitar la propagación del virus, no sólo Apple sino muchas otras empresas tecnológicas se verían muy afectadas en su suministro. Por ahora toca esperar a que llegue el próximo fin de semana para saber qué harán en China pero si esto ocurre podemos esperar efectos muy graves a nivel global; bajadas importantes de valor bursátil de empresas tecnológicas como Apple, tiendas con listas de espera para poder comprar un iPhone o cualquier otro producto de Apple, o incluso lanzamientos retrasados, como los que se rumorean para los próximos meses del nuevo iPad Pro o un hipotético iPhone 9.