Hemos probado el iPhone 7 y 7 Plus: Primeras impresiones

Hoy hemos podido probar el iPhone 7 y 7 Plus, y hemos podido conseguir nuestras propias impresiones, confirmando o dando un nuevo punto de vista sobre lo que opinan en otros medios. Como siempre, os contaremos lo que nos ha gustado, y lo que no nos ha gustado tanto… el iPhone 7 es, de lejos, uno de los iPhones que más va a sorprender en su utilización. Aunque casi repita el diseño del año pasado, la verdad es que la forma de utilizarlo es muy diferente, sobre todo por ese nuevo botón Home táctil.

iPhoneros cargada en un iPhone 7

Lo primero que llama la atención del iPhone 7 es precisamente ese color que Apple ha escogido para promocionarlo; el negro. En concreto Apple promociona el negro brillante, que han llamado Jet Black en inglés, pero el negro normal también llama la atención por ser mucho más oscuro que el gris espacial que reemplaza. Eso hace que tenga un aspecto mucho más imponente, diferente, a cualquier versión del diseño estilo iPhone 6 de los últimos dos años. Aunque se trata del mismo diseño con bordes redondos y cristal de pantalla redondeado en los bordes, el aspecto que tiene es radicalmente diferente. Parece un diseño nuevo… aunque no lo es.

También llama la atención la cámara, incluso antes de utilizarla. La lente que sobresale por detrás es considerablemente más grande, con un diámetro mayor que es evidente si estás acostumbrado a ver la cámara del iPhone 6 o 6S. Se nota nada más darle la vuelta al terminal, y no sorprende que Apple esté este año utilizando la imagen trasera del iPhone como principal punto de vista en cualquiera de sus carteles promocionales.

Cámara del iPhone 7

Anteriormente Apple escondía esa cámara que sobresale, pero ahora, han hecho de esa protuberancia uno de los acentos de diseño del iPhone. Lo lucen con orgullo… y en persona, llama la atención. Es curioso como hace dos años, cuando el iPhone 6 fue presentado, muchos se quejaban de esa cámara que sobresalía, y de las líneas de antenas… antenas que ahora prácticamente han desaparecido. Hoy en día nadie habla de esa cámara por sobresalir sobre la carcasa trasera, sino por la calidad que ofrece. Las líneas de antena, simplemente son historiaen el modelo negro, son difíciles de ver recorriendo el borde superior e inferior del terminal. En los colores dorado, oro rosado y plateado se notan bastante las líneas de las antenas. Apple quiere que destaquen como parte de su diseño. En el color negro, que estamos seguros va a ser el más popular con diferencia este año, son difíciles de ver si no se para uno a buscarlas… se nota que en este caso en Apple han querido ocultarlas. El iPhone 7 es espectacular por esta razón, es como una sola pieza, muy sólida, y esto es precisamente lo que más destaca del modelo negro brillante; Es difícil ver lo que separa la pantalla de cristal del aluminio pulido, brillante. Casi parece estar hecho de cristal en su totalidad.

Es el color negro brillante precisamente el modelo en el que más se notan las huellas. También parece el más frágil. Curiosamente, es el que menos resbala de todos… por el acabado que tiene, se puede sostener en la mano sin que resbale, y ofrece más resistencia al roce con la piel. Lo interesante de este acabado tan brillante es que no parece metal, aunque lo sea… y aunque se arañe fácilmente, es tan bonito que probablemente a muchos no les importará. Está claro que Apple ha querido que este modelo sea una especie de edición especial porque es el único que tiene su caja con un diseño negro, diferente, y también porque es el Smartphone de Apple que más se diferencia de cualquier otro de la competencia. Va a ser muy popular… y también es el que tiene menos unidades en las Apple Store ahora mismo. Varias tiendas, de hecho, no tienen ni siquiera modelos para poner sobre las mesas, de exposición. Tienen todos los demás colores – pero no tienen el modelo negro brillante para sus propias tiendas, todavía. Es probable que tengamos que esperar hasta finales de Octubre o Noviembre para poder comprar un iPhone 7 negro brillante sin esperas.

iPhone 7 Plus dorado

En cuanto a la utilización del iPhone 7, y volviendo a ese botón Home táctil, la verdad es que cuando se pulsa por primera vez, todo el mundo se sorprende mucho. La sensación no tiene nada que ver con ningún iPhone anterior, con botón mecánico. El motor háptico, como hace el Trackpad de los MacBook, simula la pulsación con una pequeña vibración, pero esa vibración se extiende a todo el terminal. ¿Por qué? – bueno, es sencillo… es porque a diferencia del MacBook, un iPhone lo tienes sobre la mano y no sobre una mesa. Al poner el iPhone 7 sobre una mesa y pulsar el botón Home, sí se parece mucho más a la sensación de estar pulsando un botón real. Pero cuando se sostiene en la mano, es más bien un sutil toque en los dedos, colocados a lo largo de la carcasa trasera, lo que se siente. Por esta razón, se requiere un tiempo para acostumbrarse… a algunos les llevará unos días, a otros unas horas… a nosotros nos ha llevado unos 3 minutos. Eso sí, el botón Home ha notificado una pulsación cada vez que se ha pulsado, o mejor dicho, apretado, sin ningún problema. Funciona a la perfección, a pesar de no ser un botón físico; doble pulsación para sacar la lista de Apps abiertas recientemente, pulsación larga para invocar a Siri, pulsación simple para desbloquear, nunca falla una. Ahora que no es mecánico, las averías en este botón serán algo del pasado, y eso, también da mucha tranquilidad.

En cuanto al resto de sensaciones, se podría decir que el iPhone 7 y 7 Plus es rápido… muy rápido. Se nota en comparación con un iPhone 6S, y mucho más sin comparamos con un iPhone 6, sobre todo cuando sacamos la lista de notificaciones en pantalla, o los widgets con un movimiento hacia la derecha que los haga aparecer desde la izquierda. En el iPhone 7, todos los widgets están ya abiertos cuando queremos usarlos. Nos vamos a otra App, luego hacemos una foto… volvemos a Safari y al abrir de nuevo los widgets, todos continúan abiertos, gracias a esos 3 GB de RAM que tiene el iPhone 7 Plus. Se notan mucho. Simplemente, al cambiar de App o utilizar el sistema en general, absolutamente nunca hay un período de espera. Todo está esperando a que el usuario decida hacer algo… y mientras lo hace, la CPU utiliza esos dos núcleos de bajo consumo y desconecta los de alto rendimiento para ahorrar energía. Todo de manera totalmente transparente… y toda esta integración de hardware y software es precisamente lo que hace de los iPhone algo especial. Son caros… sin duda. Pero son muy bueno, también. Aquí tampoco cabe duda alguna.

iPhoneros en el iPhone 7

En cuanto a la cámara doble del iPhone 7 Plus… el software de Apple, de nuevo, hace que cambiar de cámara sea algo realmente rápido y sencillo. Se pulsa el botón 2X del zoom y se cambia a la cámara con lente tipo teleobjetivo, sobre la marcha. De hecho, si se hace una foto inmediatamente después de cambiar de cámara, la Live Photo resultante, con un segundo y medio de video antes y después de pulsar el botón del obturador, muestra cómo se cambia de lente. En este GIF animado que hemos creado, puedes apreciarlo perfectamente bien, y también la diferencia entre el resultado que da una cámara y otra.

Diferencia entre el zoom 2x y 1x

Lo que sí hemos notado es que la calidad del sensor de la cámara secundaria no es tan elevada como la de la cámara primaria. No es cuestión sólo de tener una lente de 56mm – mucho más propensa a producir fotos movidas simplemente por abarcar un campo de visión mucho más reducido, es algo inherente a todos los zooms – sino porque el sensor, en sí mismo, parece tener ligeramente menos detalle en los bordes, aunque esto también es posible que se deba a haber probado esa cámara en interiores. Las fotos que se han hecho en exteriores en diferentes situaciones parecen bastante más limpias que las que conseguimos en nuestras pruebas. Es lógico también porque en esta segunda cámara la apertura es f2.8, y permite la entrada de mucha menos luz que la f1.8 de la primera cámara. Por esta razón recomendamos utilizar la primera cámara siempre que se esté en interiores poco iluminados, o por la noche.

iPhoneros en el iPhone 7

En cuanto al nuevo motor háptico, es evidente que se trata de algo muy diferente en comparación con el iPhone 6S. Tiene movimientos mucho más sutiles, que se notan a la hora de pulsar sobre botones, o con los juegos que sacan partido de la nueva API que permite controlarlo. La intensidad con la que vibra al pulsar el botón Home se puede ajustar entre tres niveles de potencia, tanto al configurar el iPhone 7 por primera vez como en la App de Ajustes -> General -> Botón de inicio. Incluso en el tercer ajuste, el más fuerte supuestamente, la vibración es todavía bastante sutil. Esto ya depende de los gustos de cada uno, pero nos gusta ver a Apple dando la oportunidad de configurar algo así pensando en que este nuevo botón Home, como hemos indicado antes, va a necesitar de un tiempo de adaptación.

Por último, un detalle que es importante a tener en cuenta es que Apple por fin le da importancia a la cámara delantera, que ahora es de 7 megapixeles nada menos. Se nota mucho, sobre todo en la grabación de vídeo 1080p. Esta cámara no tiene nada que ver con la del iPhone 6, en ningún aspecto; es más luminosa y produce mucho menos ruido. Es la mejor cámara de selfies que ha tenido nunca un iPhone, de lejos. Es la cámara que debería haber llevado el iPhone 6, y el 6S posteriormente.

En definitiva, el iPhone 7 es una excelente oferta sobre todo si vienes de la era pre-iPhone 6, o si quieres un iPhone con una pantalla más grande, tanto de 4,7 pulgadas como de 5,5 pulgadas. El tamaño más grande, incluso si te parece incómodo, es simplemente mejor en varios aspectos; más autonomía de batería, mejor cámara (doble…) y también tiene tres GB de RAM, en lugar de dos. Todas estas son razones que lo convierten en el mejor iPhone que Apple ha puesto a la venta nunca. Difícil resistirse a eso si todavía no has saltado al vagón del diseño del iPhone 6, 6S y 7. Para los que tengan un iPhone 6, es una decisión un poco más complicada, pero teniendo en cuenta que potenciales problemas de diseño podrían dejarte con el terminal estropeado sin posibilidad de reparación gratuita, y también pensando que puedes triplicar la cantidad de memoria RAM, mejorar la cámara enormemente (a un sistema doble de 12 megapixeles, y sobre todo una cámara frontal de 7 megapixeles en lugar de 1…) o duplicar la velocidad de la CPU, es quizás una oferta interesante para muchos. Por último, si tienes un iPhone 6S, a no ser que el dinero te sobre, no recomendamos actualizar el terminal. Sí, el iPhone 7 es mejor – pero el iPhone 6S sigue siendo uno de los mejores smartphones del mercado, y tiene todavía unos cuantos años más de vida útil. Es una buena máquina para saltarte varias generaciones de nuevos iPhones hasta que haya uno que ofrezca todavía más ventajas.

3 Comentarios

  1. […] Una nueva patente de Apple describe un sistema para poder instalar un sensor de huellas dactilares debajo de una pantalla. Si esta idea funcionara bien, podría ser el indicio de un hipotético futuro iPhone que tuviera un botón Home integrado con la pantalla, y al colocar el dedo sobre la misma, podríamos reconocer nuestra huella dactilar con Touch ID y desbloquear el sistema. Sería la eliminación del botón Home como tal, algo creíble sobre todo ahora que el botón es, por fin, completamente táctil en el iPhone 7. Es lo que hace que tenga un tácto tan particular, al que cuesta acostumbrarse… pero es un primer paso. […]

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre