Apple podría haberse visto obligada a continuar utilizando módems de Qualcomm al no haber conseguido desarrollar el suyo

En junio de 2019, Apple anunció la compra de la división de módems de Intel. Un módem es el conjunto de chips, generalmente integrado en uno sólo, que se encargan de las comunicaciones celulares de un smartphone, tablet u ordenador. También llamado baseband, un módem es en realidad un sistema informático completo, con su CPU, su ROM, su RAM, almacenamiento propio, sistema operativo etc. Son por lo tanto sistemas muy complejos, y un módem en un iPhone es literalmente un ordenador dentro de un ordenador, como en la película Inception.

Módem 5G de Qualcomm, el Snapdragon X55
Módem 5G de Qualcomm, el Snapdragon X55.

Las comunicaciones celulares tampoco son fáciles. Ese sistema operativo se encarga de administrar una radio con la que conectar a varias antenas simultáneamente, cambiar de una a otra sin perder conexión, aumentar o disminuir la potencia de la emisión en función de la distancia a la antena o el ruido (interferencias) que haya, por ejemplo, dentro de un edificio. Todo esto, lo hace en tiempo real, de manera continua y simultaneando datos y otros servicios como llamadas de voz o SMS. También verifica, negocia y tramita la identificación del usuario (número, IMEI etc) en la red de telefonía móvil en función de las características de la tarjeta SIM o eSIM instalada. ¿Lo mejor de todo? – todo esto ocurre de manera totalmente transparente para el usuario. Muchos usuarios de smartphones, no saben que todo esto ocurre mientras se desplazan con su móvil en el bolsillo.

Hoy, el analista Ming Chi Kuo ha publicado una serie de tuits en los que da a conocer que tiene información que indica que Apple ha fallado en el desarrollo del módem 5G que planeaban utilizar en el año 2023. Quizás es algo que no sorprende porque la razón por la que Intel vendió su división es que no conseguía sacarle rendimiento económico en un mercado tan competitivo en el que Qualcomm es el rey indiscutible, no sólo ahora, sino desde hace más de dos décadas. Cuando Apple compró en el pasado módems de Intel para el iPhone, intentaban diversificar ese componente para no depender tanto de Qualcomm, empresa con la que no se llevan nada bien especialmente después de haber litigado con ellos en los juzgados de medio planeta.

Actualmente, después de todos los juicios y de un reconocimiento público que Apple se vio forzada a publicar reconociendo estar equivocada en su enfrentamiento con Qualcomm, Apple utiliza exclusivamente módems 5G de esta empresa. En el pasado, por ejemplo en el iPhone XS, Apple ha utilizado módems de Intel en algunos modelos.

Placa base del iPhone XS con el módem de Intel indicado.
Placa base del iPhone XS con el módem de Intel indicado. Foto original vía iFixit

Según parece, Apple planeaba utilizar un módem de Qualcomm sólo en una quinta parte de los iPhones que fabricara en el año 2023, pero finalmente parece que será un 100%, como en los últimos años. Mientras tanto, suponemos que en Apple continúan intentando diseñar y probar ese módem 5G que les permita controlar ese componente y no depender de empresas con las que no congenian, como Qualcomm, que además de fabricar módems, también fabrican el procesador que se utiliza en la mayoría de los smartphones Android más potentes, rivales del iPhone.