Apple anuncia la compra de la división de módems de Intel, valorada en mil millones de dólares

Tal y como se venía rumoreando desde hace bastante tiempo, Apple ha anunciado una de las adquisiciones más importantes que han realizado hasta la fecha. Se trata de la división de módems de Intel, con la que ya han pasado años trabajando pero que en los últimos meses han tenido una serie de problemas que han llevado a que Intel quiera deshacerse de ese negocio y dejar de fabricar este tipo de chips, encargados de las conexiones con las antenas de telefonía móvil y la administración de la tarjeta SIM.

Módem 5G de Intel y placa base de iPhone

Este trato se ha precipitado después del acuerdo al que Apple llegó con Qualcomm, debido al cual se comprometió a dejar de utilizar módems de Intel en el iPhone como hizo en años anteriores, volviendo a utilizar exclusivamente los de Qualcomm durante unos cuantos años más. Apple se vio forzada a firmar ese doloroso acuerdo con una empresa que consideran monopolística e injusta en el negocio de los módems, y con los que han estado litigando en juzgados de medio planeta. Además, tuvieron que pagarles una cantidad de dinero bastante elevada, estimada en unos 4500 millones de dólares.

Probablemente después de esa experiencia, en Apple han decidido fabricar sus propios chips de módem para no depender ni de Qualcomm ni de nadie más. Lo curioso es que una de las razones que empujó a Apple a volver con Qualcomm puede haber sido la falta de rapidez de Intel para conseguir un chip de módem 5G que satisfaga los requerimientos térmicos y energéticos que Apple necesita para incluirlo en un futuro modelo de iPhone. Ante ese panorama y para garantizar que pueden fabricar el iPhone en años venideros, no tuvieron más remedio que firmar con Qualcomm tras ver que Intel probablemente no podría entregar lo acordado. Ahora, se quedan toda esa división del fabricante de chips para fabricar ese mismo componente por si mismos.

La división de módems de Intel tiene unos 2200 empleados. Estamos hablando de una adquisición muy grande en todos los sentidos. La transacción está valorada en unos 1000 millones de dólares, quedando en seguro puesto después de la compra de Beats.

Esta compra le dará a Apple unas 17.000 patentes más, relacionadas con sistemas de radio, protocolos, arquitecturas de todo tipo. Se espera que el primer iPhone con un chip de radio 5G se lance al mercado en el año 2020, pero aún no se sabe si será con un chip propio, diseñado por esta división de Intel, o un chip de Qualcomm… o quizás con los dos al mismo tiempo en diferentes modelos de iPhone, como ya han hecho en el pasado.