Facebook y Snapchat continúan rastreando al usuario aunque se les pida que no lo hagan

Desde que Apple pregunta a todos los usuarios si quieren permitir que una App les rastree en otras Apps o páginas web, la mayoría de usuarios elegimos que no. Sin embargo, no todas las Apps hacen caso. Esta es la razón por la que Apple ha elegido sabiamente sus palabras a la hora de mostrar esta pregunta.

Petición de rastreo entre Apps de Instagram
Petición de rastreo entre Apps de Instagram.

Pedir a la App que no rastree. No es lo mismo que impedir, ¿verdad?. La razón por la que se pregunta de esta manera, es porque Apple no puede garantizar que efectivamente la App no haga ese rastreo del usuario, y ahora en Financial Times nos cuentan que, efectivamente, las Apps de Facebook y Snapchat continúan rastreando al usuario aunque se les pida que no lo hagan.

Estas dos Apps, han tenido permiso para recolectar datos del usuario, siempre anónimos y de manera agregada, es decir, sin posibilidad de asociarla a un perfil de usuario determinado. Esto, continúa ocurriendo hoy en día sin que el usuario lo sepa, incluso si pedimos a las Apps que no continúen rastreándonos en otras Apps o webs.

La razón por la que esto se permite, es como casi todas las razones en cuestiones legales… Facebook o Snapchat hacen interpretaciones propias de las reglas de privacidad de Apple, que se refieren a los datos de un usuario concreto, de manera que ellas interpretan que datos no asociados al usuario, anónimos, y agregados de otros usuarios, sí se pueden extraer sin necesidad de hacer preguntas de ningún tipo. No consideran que sean datos privados, y por lo tanto, no consideran que estén rastreando al usuario.

Snapchat ya ha contado a inversores que comparten datos de más de 300 millones de usuarios de su App incluso si piden que no se les rastree. Estos datos se comparten con anunciantes que buscan perfiles determinados a los que mostrar anuncios. Esos datos agregados, permiten crear grupos de usuarios a los que mostrar publicidad personalizada… es decir, justo lo que Apple siempre ha querido evitar.

Apple no ha dicho nada sobre esto, pero sólo es necesario que este problema haga ruido en medios de comunicación para que modifiquen sus reglas de privacidad y endurezcan las definiciones para incluir grupos de personas, datos anonimizados, y demás fanfarria estadística y probabilística que, de una manera u otra, consiguen aún hacer seguimiento de los usuarios dentro de estas redes sociales.