Qualcomm: Hemos pagado a Apple 1000 millones de dólares por ser el proveedor exclusivo de módems para el iPhone

En un capítulo más de la guerra entre Qualcomm y Apple en torno a los chips de módem que estos últimos han utilizado en varios modelos de iPhone entre el año 2011 y el año 2016, parece que ahora Qualcomm ha dado una razón de bastante peso por la cual en sus negociaciones con Apple pidieron que ellos fueran el proveedor exclusivo de este tipo de componente.

Chip de Baseband del iPhone 5, fabricado y diseñado por Qualcomm

Hace unos días os contamos que en Apple habían considerado diversificar el origen de estos chips que permiten al iPhone administrar la tarjeta SIM y las conexiones con antenas de telefonía móvil, porque es simplemente una práctica habitual en la industria que busca garantizar el suministro de componentes clave para no quedarse sin poder fabricar sus productos en caso de eventualidades. Tony Blevins, el responsable de la cadena de suministro de componentes en Apple, dejó bastante claro que si el iPhone había utilizado sólo módems de Qualcomm como el que ves sobre estas líneas durante cinco años, ha sido porque instalar ahí un chip de otro proveedor suponía perder unos descuentos muy suculentos que Qualcomm les hacía a cambio de esa exclusividad.

Ahora, el el CEO de Qualcomm Steve Mollenkopf ha contestado que Apple les pidió (y pagaron) la suma de 1000 millones de dólares a cambio de esa exclusividad. Es probable que Blevins se refiriese a esos mil millones de dólares como el “descuento” que Qualcomm les hacía por ser el proveedor exclusivo de los módems del iPhone, pero eso es lo que ahora tendrán que esclarecer en este juicio. No son buenas noticias para Apple porque, de ser cierto lo que indica el CEO de Qualcomm, podría ser la propia Apple la que estuviera vendiendo esa exclusividad del módem del iPhone para conseguir un mejor precio, y en ese caso, no se estaría demostrando que Qualcomm estuviera haciendo algo incorrecto o practicando competencia desleal con el resto de competidores que tienen en el mercado… que es precisamente lo que la FTC quiere averiguar y está juzgando en este momento.

Apple alega que ese dinero cubre los costes técnicos que supone cambiar el diseño de la placa base del iPhone para dejar de utilizar chips de módem de Infineon (anterior proveedor) por los de Qualcomm. Qualcomm aceptó el trato porque en sus negociaciones no se indicaba el volumen de chips que Apple necesitaría, y tener un contrato exclusivo podría garantizar de alguna manera un elevado número de unidades y solucionar esa duda.

Está claro que esta historia va a dar mucho que hablar en el futuro. Ahora que Apple ya no utiliza módems de Qualcomm en ningún modelo de iPhone es probable que sea complicado volver a utilizar sus chips en el futuro, pero hemos visto situaciones más extrañas en el pasado, con Apple litigando durante años con Samsung al tiempo que colaboraban en la fabricación del iPhone. Actualmente, Apple ha recibido un fuerte golpe en uno de sus principales mercados europeos, Alemania, en donde ya no pueden vender el iPhone 8, 8 Plus, 7 y 7 Plus debido a los problemas que tienen con Qualcomm. Al mismo tiempo, en China un juicio perdido contra ellos también les ha obligado a hacer una actualización imprevista de iOS para eliminar software no licenciado por ellos.

Vía: Reuters.