Apple se ve inundada en demandas por Meltdown y Spectre, además de muchas otras por ralentizar iPhones

Apple va a tener que triplicar el número de abogados que tienen sólo para poder asistir a los juicios de las demandas que les están literalmente lloviendo por multitud de razones en su propio país. Ya os contamos antes que Apple había sido demandada por ralentizar iPhones deliberadamente con el supuesto objetivo de incentivar la compra de nuevos modelos, aunque en realidad, fue por una razón muy diferente que tiene toda la lógica del mundo. Pues bien, las demandas en torno a este asunto, tanto individuales como colectivas en todo el territorio norteamericano, se elevan ya a 45, que la compañía tendrá que hacer frente una a una. Es probablemente el reflejo al hecho de que la mayoría de usuarios opinan que no han tratado bien este tema, como podemos comprobar por los resultados de nuestras propias encuestas.

Batería del iPhone 7 Plus

Además de las demandas por la ralentización de iPhones, también han empezado a recibir demandas por los defectos que aprovechan Meltdown y Spectre. Este problema, aunque es común para prácticamente todas las CPUs vendidas en los últimos diez años y utilizadas por todos los fabricantes de sistemas informáticos en todo el mundo, le explota ahora a Apple porque hay pruebas de que la compañía sabía acerca del problema en Junio del año 2017, hace ya unos cuantos meses, pero no ha sido hasta ahora que se han tomado cartas en el asunto aplicando parches vía software que mitigan (aunque no eliminan completamente) el problema. ARM Holdings PLC, diseñadora de la arquitectura de las CPUs que Apple utiliza, ya avisó a los de la manzana en Junio del 2017 a través del Google Project Zero en donde investigan nuevas vulnerabilidades de este tipo. ARM notificó a todas las empresas que licencian su arquitectura, y se supone que Apple fue una de ellas. A todo esto se suma una nueva reducción de velocidad de hasta un 30% que un procesador puede sufrir tras aplicarse el parche para este problema en el sistema operativo, aunque en la práctica se ha podido probar que sólo ciertas aplicaciones en servidores y programas muy específicos, hacen perder velocidad realmente… el resto de utilizaciones, desde videojuegos hasta aplicaciones ofimáticas, no reciben un impacto de rendimiento apreciable.

Dibujo de un SoC A11 de Apple

Vía: MacRumors.

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre