A Apple le llueven más demandas por ralentizar iPhones viejos

Después de la primera demanda de Stefan Bogdanovich, hemos tenido noticia de otras dos demandas más que acusan a Apple de lo mismo, una de ellas colectivas: Ralentizar iPhones viejos para (supuestamente) fomentar la compra de nuevos modelos. Apple reconoció estar limitando la velocidad de modelos más viejos de iPhone tras los primeros indicios que usuarios de Reddit publicaron y que luego fueron confirmados por conocidos programadores de la escena de iOS.

Batería del iPhone 6S

Las nuevas demandas han sido interpuestas en otras ciudades de EEUU. Keaton Harvey ha demandado a Apple en San Francisco, y por otro lado Ala Abdulla, Lance A. Raphael, Ryan Glaze y Kirk Pedelty y Sam Mangano han demandado colectivamente también a la compañía por la misma razón, desde múltiples estados.

Si bien queda claro para todo el mundo que Apple regula la potencia de los procesadores para que baterías degradadas puedan continuar funcionando sin que el iPhone se apague, varas de estas demandas destacan el hecho de que si les hubieran avisado que los problemas de lentitud de su iPhone se hubieran solucionado con un cambio de batería, no hubieran comprado un nuevo modelo de iPhone, tal y como los Genius que vieron en diferentes Apple Store les recomendaron hacer.

Declaraciones de la acusación

Como hemos indicado antes, el problema de todo esto ha sido el hecho de que Apple tomara la decisión de instalar ese nuevo proceso powerd que regula la velocidad de la CPU y GPU en función de la degradación de la batería o la temperatura del dispositivo sin haberlo hecho público, claramente, especificando la razón por la que habían tomado esta decisión. Tenían que haber dejado muy claro que ciertos modelos de iPhone, primero el iPhone SE, iPhone 6 e iPhone 6 Plus, y luego el iPhone 7, podrían ofrecer un rendimiento menor en algunas situaciones, como en momentos puntuales en los que se necesita mucha velocidad por parte de la CPU, que son los que generan esos picos de necesidad energética que una batería con problemas ya no puede suministrar. También tenían que haber dejado claro que un cambio de batería restauraría esa velocidad perdida, e indicar a los Genius de las Apple Store que aconsejaran eso antes que la compra de un nuevo iPhone.

Resultados de pruebas de velocidad con Geekbench, con batería vieja y nueva

Ahora, incluso si no han tenido mala intención, por la gestión que han tenido de todo este asunto deberán hacer frente a muchas demandas de este tipo, que habrá que ver cómo se solucionan. Si Apple se ve forzada a eliminar la actividad reguladora de rendimiento de ese proceso powerd de esos modelos de iPhone, es posible que tengan una buena avalancha de baterías que cambiar, al tiempo que muchos iPhones con dos o tres años en todo el mundo empezarán a apagarse repentinamente con más frecuencia en meses sucesivos.

1 Comentario

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre