Apple podría incluir sus propios chips de administración de energía en el iPhone o iPad del año 2018

Apple podría empezar a utilizar en el 2018 sus propios chips de administración de energía, directamente integrados en las baterías del iPhone, según nos cuentan en Nikkei Asian Review.

iPhone X por dentro

Apple lleva años en un proceso de toma de control de los componentes más importantes de sus dispositivos iOS. En lugar de dejar que otra empresa que los diseña para uso general, los diseñan ellos mismos para conseguir avances más rápido, al tiempo que consigue ventajas competitivas con la competencia, que no utiliza sus propios integrados, diseñados sólo para sus dispositivos. Esto es exactamente lo que está pasando con las CPUs de Apple hasta el año pasado, y con las GPUs a partir de este año. Apple lleva ya varios años diseñando sus propias CPUs, y a pesar de estar basadas en la misma arquitectura ARM que los smartphones o tabletas de la competencia, consiguen un rendimiento muy superior a ellos. Hace ya dos o tres años que simplemente nadie consigue fabricar un smartphone o tableta que llegue a los enormes niveles de rendimiento que está consiguiendo Apple. Desde el iPhone 8, 8 Plus y iPhone X, Apple está utilizando también su propia GPU, un chip gráfico que ya es más rápido que los últimos modelos de Imagination Technologies que han utilizado hasta el año pasado. Es un plan que llevan elaborando desde hace bastante tiempo… y está claro que les está funcionando muy bien.

Batería del iPhone X

Es por esta razón que la noticia de que están ahora fabricando sus propios chips para controlar el consumo energético en las baterías, no sorprende en absoluto. Es un paso lógico y esperado, en ese proceso de tomar el control del diseño de los componentes más importantes de sus dispositivos. Sólo así, podrán conseguir avances específicamente preparados para esas máquinas, y seguir las directrices que ellos crean oportunas, en lugar de utilizar los mismos chips que se utilizan todos los demás smartphones y tabletas del mercado. Apple ya está empezando a pensar diferente en cuanto a baterías, y la primera muestra de eso es esa batería dividida en dos celdas que tiene el iPhone X, con forma de ele, que permite aprovechar mejor el espacio disponible e incrementar la autonomía.

La misma fuente anónima de este rumor indica que Apple podría comenzar a utilizar sus propios integrados de administración de energía en las baterías de los dispositivos que presente durante el año 2018, aunque estos planes podrían retrasarse hasta el año 2019. El fabricante exclusivo de estos integrados será la compañía taiwanesa TSMC, uno de los socios más importantes de Apple ya que fabrican varias de sus CPUs.

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre