Tras unas semanas de uso, ésta es nuestra opinión sobre el iPhone X

Hace ya unas cuantas semanas que estamos utilizando el iPhone X por estos lares, y la verdad es que no podríamos estar más contentos con este nuevo smartphone de Apple. Es el primer iPhone que no parece un iPhone tal y como lo presentó Steve Jobs, que ya era hora después de diez años. Sin embargo, tiene algunos problemas de utilización que, con el tiempo, se superarán pero que ahora mismo la verdad es que molestan bastante.

iPhone X en su primer encendido

En este artículo os vamos a contar lo que nos ha gustado y lo que no nos ha gustado del nuevo iPhone X.

Nos gusta: Es rápido. Muy, muy rápido

Lo que más llama la atención del nuevo iPhone es, probablemente, su velocidad. Todo lo hace extremadamente rápido, hasta el punto de que realmente nunca hay que esperar absolutamente nada, ni un segundo, a que termine cualquier cosa en el uso normal, diario. Las Apps abren súper rápidamente, se quitan igual, el Centro de Control o el Centro de Notificaciones aparecen ipso-facto tan pronto hacemos el gesto correspondiente, las páginas web cargan a mucha velocidad, se cambia de una App a otra con un gesto de arco en la parte baja de la pantalla… todo de manera prácticamente instantánea. Uno se olvida de las esperas definitivamente, con el iPhone X. Es así de sencillo. Quizás las Apps en donde se editan fotos o vídeo requieren de unos pocos segundos para procesar filtros o guardarse, pero es realmente una espera muy corta comparada con cualquier otro modelo de iPhone que Apple haya sacado al mercado antes, aparte del iPhone 8, que tiene la misma CPU A11 Bionic.

Nos gusta: Te olvidarás del botón Home en 5 minutos

Muchos dicen que cuesta algo de tiempo acostumbrarse a eso de no tener botón Home debajo de la pantalla. En realidad, es muy fácil olvidarse de él… en unos pocos minutos uno utiliza esa barra alargada en la parte de la pantalla como si llevara toda la vida ahí. Se siente natural, y todo es de nuevo tan rápido que realmente uno se puede olvidar del botón Home en poco tiempo. Bajar el Centor de Control desde la esquina superior derecha cuesta un poco más, hay que acostumbrarse porque a veces uno quiere mostrarlo y en lugar de eso, acciona el botón Home con el deslizamiento vertical, de abajo a arriba. Pero es cuestión de un día o dos… es realmente muy fácil adaptarse a los nuevos gestos de iOS en el iPhone X. No es ningún problema.

Nos gusta: Te olvidarás también de Touch ID

Teníamos mucho miedo con la falta de Touch ID. Funciona tan bien, lleva tantos años ahí y Apple lo ha perfeccionado tanto, que costaba imaginar que el reconocimiento facial pudiera sustituirlo. Sin embargo, Apple lo ha hecho bien… bien de verdad. Face ID funciona maravillosamente bien. Es sólo la primera versión, pero funciona tan rápido que uno se puede olvidar que está ahí. Tomas el iPhone en la mano, mueves la barra inferior hacia arriba y ya está desbloqueado. En realidad, en ese proceso, se ha reconocido tu cara y autorizado por que es la que hay registrada, pero parece que no hace nada. Hace frío, te pones una bufanda, y el iPhone X se sigue desbloqueando con tu cara… mientras sonríes debajo de esa bufanda. Face ID es de esas cosas que uno nota que son un avance tecnológico importante. De esas que parecen magia.

Face ID

Face ID no es perfecto. Hay casos, en los que no funciona bien… por ejemplo si el sol te da de lleno en la cara. Para esos casos, está el código numérico. Pero en general, en el 99% de las situaciones que uno utiliza el iPhone, simplemente funciona bien. Te olvidarás de que está ahí. Sólo en algunos casos uno recuerda un poco Touch ID… os lo explicamos más abajo, pero incluso en esos casos, uno se alegra de estar utilizando Face ID en su lugar. Apple hizo bien decidiéndose por este nuevo sistema.

Nos gusta: La batería dura realmente mucho

La batería del iPhone X, con su forma de ele gracias a la reducción de tamaño que Apple ha conseguido al doblar la placa base en un formato de sandwich, tiene una batería más o menos de la misma capacidad que la de cualquier modelo Plus de iPhone anteriormente, a pesar de ser más pequeño en sus dimensiones totales.

Batería del iPhone X

Haciendo un uso normal de lectura y contestación de correos, WhatsApp y unas cuantas fotos, enviar un par de mensajes con Animojis… y al final del día, cuando uno se va a dormir, el iPhone X aún tiene entre un 50% y un 40% de batería restante. Es sorprendente. Por supuesto, según utilización la duración que tú experimentes puede ser muy diferente.

Nos gusta: El modo iluminación de retrato

El modo retrato, permite utilizar la segunda cámara trasera para hacer fotos de retrato, con un fondo claramente diferenciado del primer plano, el sujeto fotografiado. En el iPhone X es posible utilizar el modo de iluminación de retrato, y en lugar de desenfocar el fondo, se oscurece.

Modo iluminación de retrato

Sin embargo, conseguir buenos resultados es relativamente complicado, incluso viendo en tiempo real cómo va a quedar el retrato, más o menos. A menudo, con el modo de retrato normal, el que desenfoca el fondo artificialmente, se consiguen mejores resultados si uno tiene tiempo para preparar la escena.

Usando el modo retrato con una caja de mini panetone

A veces, el modo retrato es sólo cuestión de un poco de suerte… hacer la foto a alguien y que quede bien después. Es un poco una loteria, pero los resultados son bastante buenos generalmente, y a veces, excepcionales. También es verdad que en algunas ocasiones, por ejemplo cuando hay una fuente de luz muy fuerte detrás de la persona fotografiada, el sistema no reconoce bien el perfil.

Nos gusta: El diseño general que tiene

El último nos gusta va para el diseño. El iPhone X es sencillamente precioso. Se siente sólido, no resbala en las manos al estar hecho de cristal y la pantalla parece que está pegada literalmente al cristal superior, en una sola pieza. No hay espacio entre el cristal y los pixeles, parece que estén dibujados en él. La pantalla es simplemente espectacular. El color plata con la carcasa trasera blanca, recuerda mucho al iPhone original por ese marco en color plateado, pero el negro también es precioso.

iPhone X

Es un iPhone al que realmente da mucha pena ponerle una funda. Lo único que no nos gusta del diseño, es cómo sobresalen las lentes de las dos cámaras traseras por detras… lo que nos lleva a la lista de los no nos gusta.

Desde hace mucho tiempo, el iPhone X es el primer iPhone que uno toma en su mano y no puede más que decir… wow. Deja a todos con la boca abierta, pero sin palabras.

No nos gusta: Las lentes de las cámaras traseras, molestan

El diseño en general de las lentes que sobresalen por detrás, no nos ha gustado mucho. En esta ocasión es afilado, atrevido… pero parece muy burdo también. El iPhone baila sobre la mesa cuando lo pones con la pantalla mirando hacia arriba, aunque esto se soluciona en gran parte con una funda. En general, nunca hemos sido fans de las lentes que sobresalen, casi preferiríamos que Apple elevara la carcasa a ese nivel y utilizara una batería más grande, de más capacidad, aprovechando ese espacio extra. El iPhone SE continúa siendo el único iPhone a la venta con una cámara totalmente integrada en el interior de la máquina.

No nos gusta: Doble pulsación en el botón de encendido para muchas cosas

Cuando uno descarga una App, si ha habilitado Face ID para autorizarlas, el iPhone pide pulsar dos veces el botón de encendido para autorizarla. Esto lanza el sistema de autorización de Face ID, se reconoce al usuario y autoriza la descarga. Aunque funciona bien y es rápido, ésta es una de esas ocasiones en las que una huella dactilar en el botón Home parece una solución menos compleja, más sencilla.

Pulsa dos veces para autorizar la descarga

Pulsar dos veces el botón de encendido para que Face ID entre en acción también se utiliza en Apple Pay, para autorizar un pago antes de acercar el iPhone al datáfono y pagar. También funciona bien… y también es rápido, pero simplemente acercar el iPhone sin hacer nada más que tener el dedo sobre el botón Home, parece un poco más intuitivo.

No nos gusta: El apagado del iPhone X es demasiado complejo, es fácil hacer llamadas de emergencia sin querer

Cuando uno quiere apagar un iPhone X, ya no se hace dejando el botón de encendido apretado unos segundos. Quizás por esa razón, Apple lo llama ahora simplemente botón lateral. Todas estas opciones aparecen cuando uno pulsa el botón de subir el volumen y el botón lateral (de encendido) al mismo tiempo unos segundos.

Apagando el iPhone X

Como vemos, podemos mostrar datos médicos o hacer una llamada de emergencia. Está bien, pero a menudo es fácil pulsar el botón de llamada de emergencia sin querer. El iPhone X hace un sonido muy estridente en esos casos y uno se apresura a cancelar todo. Ocurre también cuando uno deja apretados los botones de encendido y subir volumen varios segundos, inadvertidamente. Es difícil pensar en algo así, pero ocurre con más facilidad de la que cabría pensar inicialmente.

No nos gusta: Los Animojis son muy cortos y están en la App de Mensajes

Apple ha integrado los Animojis como una App dentro de la App de Mensajes. Nos hubiera gustado mucho que el iPhone X tuviera una App de Animojis dedicada, bien preparada, desde la que crear vídeos que luego podamos compartir con la App de mensajería instantánea que queramos, incluyendo por supuesto los iMessage de Apple. Sin embargo, lo han hecho como una App dentro de la App de Mensajes, en su esfuerzo por conseguir que más y más personas utilicen esta App en lugar de competidoras como WhatsApp o Messenger de Facebook. Es inútil… estamos en un mundo en donde los smartphones Android dominan y WhatsApp es una de esas Apps que cuesta no encontrar en cualquier iPhone, de cualquier persona.

Animoji del zorro

Sí, se puede enviar un mensaje a uno mismo, grabar un vídeo de Emoji, guardarlo en el carrete o compartirlo en WhatsApp desde ahí, pero es todo un proceso demasiado tedioso. Tener que hacer como que envías un mensaje a ti mismo sólo para poder utilizar los Animojis es ridículo. Aquí, todos pagamos el precio de que Apple quiera promocionar su propia App de Mensajes por encima de todo… pero ésta no es la mejor manera de disfrutar de una de las funcionalidades estrella del iPhone X. A ver si una App de terceros consigue solucionar este problema, y otro muy importante que tienen los Animojis; Por alguna razón, Apple limita los vídeos de los Animojis a sólo 10 segundos. Es demasiado corto… uno quiere que duren mucho más, pero de nuevo, no lo permiten.

Existe una App que se puede instalar fuera de la App Store, con un certificado de desarrollador, pero incluso así, sólo permite vídeos de Animojis de hasta 20 segundos. Hace falta una App que permita hacer esto directamente en la App Store y con más duración, incluso si los Animojis son diferentes. Apple permite el acceso al sistema de TrueDepth a los desarrolladores, así que técnicamente hablando, no debería ser un problema.

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre