Snapchat demandada por un inversor que les acusa de no haber previsto el impacto de las nuevas reglas de privacidad de Apple

La decisión que tomó Apple el pasado verano de desplegar completamente las nuevas reglas de privacidad que informan al usuario de cuándo una App intenta hacer un seguimiento entre otras Apps y webs, el ahora famoso rastreo entre Apps, está haciendo mucho daño a todas esas empresas que dependían de poder hacer un seguimiento del usuario para personalizar su publicidad. Snapchat es una de ellas, y ahora tienen problemas precisamente por no haber previsto el impacto que todo esto tendría en su negocio.

Snapchat

Uno de los inversores de la empresa se siente perjudicado por la falta de decisión, a su juicio, de los directivos de Snapchat. Por eso les ha demandado por no proteger sus intereses, alegando que han subestimado el impacto que esta nueva política de privacidad de Apple tendría en su negocio.

La demanda pide una indemnización por la caída del 25% del valor de las acciones de Snapchat. Hace unos días la compañía reportó unos ingresos que resultaron ser 3 millones de dólares menos de lo previsto, y su CEO Evan Spiegel indicó que se decía a esta nueva política de privacidad de Apple que impide hacer un seguimiento entre Apps de los usuarios de iPhone e iPad, o, al menos, de los que eligen que no les rastreen. Esto hizo bajar las acciones de la compañía.

Petición de rastreo entre Apps de Instagram
Petición de rastreo entre Apps de Instagram.

Está claro que con el paso del tiempo este impacto va a ser mucho mayor porque la inmensa mayoría de usuarios de iOS pulsamos en el botón de Pedir a la App que no rastree. Eso hará que los anunciantes prefieran otras plataformas para invertir dinero en publicidad, ya que en esas plataformas sí podrán llegar a un objetivo de personas mucho más definido. Estamos hablando, por supuesto de Android o la propia red publicitaria de Facebook, al menos vía web. Está claro que los usuarios de iPhone están ahora mucho más protegidos, o, mejor dicho, están mucho mejor informados de lo que ocurre con sus datos. Dicho de otra manera, no es la nueva política de privacidad de Apple lo que perjudica a estas empresas. Son los propios usuarios que ya están hartos de que se trafique con sus datos.

Vía: Reuters.