Intel anuncia un nuevo retraso en el lanzamiento de sus nuevos procesadores de 7 nm hasta el año 2023

Intel ha anunciado un nuevo retraso en el lanzamiento de sus nuevos procesadores basados en un proceso de fabricación de 7 nm. Lo ha hecho en la declaración de resultados financieros del segundo trimestre de este año 2020. El retraso será de seis meses, lo que supone un lanzamiento de estos nuevos chips a finales del año 2022 o principios del año 2023.

Este retraso se suma a muchos otros que han sucedido anteriormente. El problema que tienen es que muchos de sus chips no funcionan tras ser fabricados a este nivel de miniaturización. En cada oblea de procesadores que fabrican, hay bastantes defectuosos que no son utilizables, y por esa razón el coste de fabricación se incrementa, ya que no pueden producir chips a un ritmo suficientemente rápido y eficiente.

Para que puedas hacerte una idea, el A13 que Apple lleva fabricando con TSMC desde el año pasado, ya utiliza un proceso de fabricación de 7 nm. El A14, se espera que esté fabricado con un proceso de sólo 5 nm.

Tim Cook presentando la transición de CPUs x86 de Intel a propias de ARM

Viendo este nuevo retraso y las fechas de lanzamiento de las que hablan, te puedes hacer una buena idea de por qué Apple está migrando sus Macs a ARM, utilizando chips que ellos mismos diseñan con funcionalidades que ni se ven ni se esperan en procesadores de x86_64 de Intel, como el Nearl Engine o Secure Enclave, entre muchos otros, como las partes del chip dedicadas al machine learning, por ejemplo.

Tecnologías de los procesadores de AppleMejoras de los SoC de Apple, CPU y GPU en el mismo chip
Mejoras de los SoC de Apple, CPU y GPU en el mismo chip

Cuanto más pequeño es un proceso de fabricación de un chip, menos se calienta, y por lo tanto, puede funcionar más rápidamente. Su consumo energético también baja mucho. En definitiva, son CPUs y GPUs mucho más eficientes, y también considerablemente más rápidos.

Vía: Tom’s Hardware.