Apple encontró un túnel cavado por empleados de una de sus fábricas, utilizado para filtrar piezas de iPhones

Desde que Apple empezó con la primera actualización del iPhone en el año 2008, el iPhone 3G, siempre hemos visto filtraciones de los nuevos modelos que presentarán. Algunos los han perdido en una cervecería convirtiendo al ingeniero de la hazaña en una estrella de Internet, otros simplemente han llegado a un medio de comunicación, y lo más frecuente es que poco a poco vayan apareciendo piezas que de alguna manera delaten nuevas funcionalidades. La más reciente hasta la fecha han sido fotos de lo que se supone que es la placa base del sucesor del iPhone XR.

Interior de una de las fábricas del iPhone

Esto ocurre porque obviamente se puede ganar mucho dinero filtrando datos de futuros productos de Apple, especialmente si se trata del iPhone. Una pieza, un componente de la nueva máquina y todo el mundo se volverá loco al verla. Aparecerá en todas las webs atrayendo tráfico y eso es lo que hace que tenga tanto valor. Todo el mundo quiere saber cómo será el próximo iPhone antes de que Apple lo anuncie. Hoy en día ese sentimiento no es tan fuerte, pero hace seis o siete años era una auténtica locura.

Las filtraciones de este tipo suelen intensificarse según se prepara Apple para fabricar en masa millones de las nuevas unidades de iPhone que presenta cada año. Esto ocurre sobre todo en los dos o tres meses previos a la presentación de un nuevo modelo de iPhone, es decir, en los meses de Junio, Julio y Septiembre, justo en el período en el que nos encontramos ahora. Hoy, la noticia relacionada con esta locura de las filtraciones es que unos empleados de una de las empresas que ensamblan el iPhone llegaron a construir un túnel, poco a poco, en una esquina escondida tras una máquina de gran tamaño dentro de la fábrica. Lo utilizaban, o intentaban utilizarlo, para poder sacar piezas de nuevos modelos de iPhone o incluso un iPhone completo, recién fabricado. Esto es así porque todos los empleados de las fábricas de Apple tienen que pasar por una comprobación antes y después de salir de esos edificios, y son cacheados para asegurarse de que no se llevan ninguna pieza. Además de eso Apple disimula los prototipos de iPhone que salen de sus oficinas.

Es increíble que se llegue al punto de cavar un túnel poco a poco como si huno estuviera en una cárcel. Esto nos recuerda a la famosa escena de la película Top Secret en la que el Dr. Flammond estaba a punto de terminar su túnel

En The Information tienes un artículo, en inglés, en el que explican cómo Apple ha encontrado filtraciones de piezas y a sus responsables, sobre todo a partir de las filtraciones del iPhone 5C en el año 2013. El artículo está detrás de un muro de pago.