Apple consideró comprar el negocio de chips de módem de Intel

Después de llegar a un doloroso acuerdo con Qualcomm para continuar utilizando sus chips y cesar todos los litios que enfrentaban a ambas empresas, Intel anunció que abandonaba el negocio de diseño, desarrollo y fabricación de chips de módem para smartphones. No se sabe si fue por eso que Apple llegó a un acuerdo con Qualcomm, o si fue ese acuerdo con Qualcomm el que acabó con el negocio de módems de Intel, pero en cualquier caso el Wall Street Journal (tras un muro de pago) nos cuenta hoy que Apple ha considerado comprar esta parte del negocio a Intel para poder así diseñar y fabricar sus propios chips de módem, algo que hace tiempo que se está rumoreando.

Placa base del iPhone XS con el módem de Intel indicado.
Placa base del iPhone XS con el módem de Intel indicado. Foto original vía iFixit

El rumor tiene sentido dentro de la situación en la que Apple está, dependiendo de un proveedor como Qualcomm, que aunque sea el líder del mercado para este componente en concreto es también una empresa con la que no se llevan nada bien, a pesar del acuerdo que han firmado recientemente.

Intel continuará suministrando a Apple los chips de módem para redes 4G/LTE que se utilizan en varios modelos de iPhone 8, X y XS, pero parece que abandonan el mercado antes de continuar desarrollando sus futuros chips para redes de telefonía móvil 5G, proyecto en el que parece que han invertido mucho dinero pero que finalmente no verá la luz. Parece que el fabricante de chips quiere desprenderse de ese negocio e intentar recuperar parte del dinero invertido, en lugar de cerrar sin más. Dentro de ese contexto, vender a Apple podría tener mucho sentido pero si finalmente los de Cupertino no compran esta parte del negocio, es que no ven mucho futuro en ese equipo.

Las malas lenguas dicen que Apple finalmente llegó a un acuerdo con Qualcomm porque no veía que Intel fuera capaz de fabricar un módem 5G con las especificaciones necesarias a tiempo para el lanzamiento que planeaban, probablemente para los iPhones del año que viene. Esta podría ser una de las razones por las que la empresa, a pesar de haber hablado de esa hipotética compra con Intel, ha decidido no aceptar y en lugar de eso garantizar el futuro del iPhone comiéndose su orgullo y llegando a un acuerdo con Qualcomm fuera de los juzgados, muy probablemente pagando una importante suma de dinero. En la negociación Apple ha aceptado indicar en la comunicación a la prensa que Apple había pagado un dinero a Qualcomm. No ha trascendido la cantidad, pero está claro que Qualcomm ha pedido que específicamente se diga que Apple les ha pagado para llegar a un acuerdo. Es una manera relativamente sutil de reconocer públicamente que ellos tenían razón, y Apple no. Este hecho habrá sido especialmente difícil de tragar para Tim Cook.