Aprende todos los detalles del nuevo Apple Park, y comprende hasta qué punto se ha puesto atención en los detalles

Wired es una de esas publicaciones especiales que se toma su tiempo para hacer bien las cosas. Eso la hace atractiva, desde muchos años, entre todas las publicaciones dedicadas al mundo de la tecnología. Hoy han vuelto a demostrar por qué son quienes son al publicar un extensísimo artículo de Steven Levy con todo tipo de detalles que hasta ahora no conocíamos del Apple Park, incluyendo espectaculares fotos y también interesantes entrevistas con Tim Cook o Jonathan Ive. Por ejemplo, Cook nos cuenta cómo fue la última conversación que tuvo con su amigo y mentor Steve Jobs.

Techo del edificio princial del Apple Park

La primera curiosidad que descubrimos es que en Apple llaman the Ring (el anillo) al edificio circular que todos los demás (y en una ocasión, públicamente, también Tim Cook) llamamos nave espacial.

¿Cuánto ha costado esta obra y por qué?

Toda la obra del Apple Park ha superado los 5000 millones de dólares, aunque eso es poco dinero en comparación con los 250.000 que tienen en sus cuentas bancarias. Aún así, parece que hay accionistas de Apple que no están muy contentos con esta obra porque piensan que podrían haber invertido ese dinero en más dividendos para ellos. Por esa razón en Apple quieren dar a conocer bien este lugar, y el esfuerzo que ha supuesto para la compañía, no sólo económico, sino también de desarrollo… porque, como hacen en todo lo que hacen, han puesto atención hasta en el último detalle.

Los detalles del anillo y todo lo que le rodea

Por ejemplo, todos los pomos de las puertas son personalizados… es decir, no hay otros iguales en ningún otro edificio. Se los han hecho a ellos. Por supuesto, por cualquier lugar donde uno pasee dentro del campus, hay enormes cristales de dimensiones que no verás en prácticamente ningún lugar… quizás exceptuando algunas Apple Store. Estos cristales en muchos casos los han fabricado y traído desde muy lejos, con el esfuerzo que eso supone: Alemania. Tienen también un enorme estudio de Yoga en el centro de fitness del complejo, un edificio recubierto de una de las piedras favoritas de Steve Jobs en un hotel de Yosemite.

Centro de Fitness del Apple Park

De hecho, han escudriñado todo nuestro planeta para encontrar el material que querían, como lo querían. Sin mirar la cartera. Los cristales están hechos por Seele Group, la misma empresa que ha hecho los cristales del famoso cubo de cristal de la Apple Store de la Quinta Avenida de Nueva York. Cada cristal del edificio circular, se tarda 14 horas en fabricar. Apple pidió 800.

El anillo, tiene nueve entradas. Una de ellas, aloja un enorme atrio con la altura del propio edificio, de cuatro pisos. Ahí hay una cafetería que puede albergar hasta 4000 personas en un momento dado. La puerta, por supuesto, es de cristal… un cristal de esa altura, que en días buenos se puede abrir para que se pueda disfrutar del aire fresco a lo grande. Los motores que mueven estas enormes puertas, del tamaño de un hangar para Aviones, está bajo tierra para que el ruido que hace no moleste cuando se utiliza.

Todo empezó en Hyde Park, Londres

Jonathan Ive nos cuenta que la idea de hacer un edificio circular de esas enormes dimensiones apareció en el año 2004, cuando paseaba con Steve Jobs por el precioso parque londinense de Hyde Park. Nos cuenta que cuando iban a Londres, pasaban mucho tiempo en estos parques. Por eso, fue allí donde surgió la idea de convertir el nuevo campus en un lugar abierto, con muchísimo verde… en un auténtico parque en el que podrían trabajar. Más tarde, en el año 2009, Jobs llamó al famoso arquitecto Norman Foster para llevar adelante el proyecto, y que necesitaban su ayuda. Dos meses después Foster fue a las oficinas de Apple en Cupertino, y después a la casa de Jobs en Palo Alto. Según iba hablando Jobs, Foster fue escribiendo en su cuaderno de notas A4, que siempre lleva consigo. Éste fue el resultado.

Esquemas del Apple Park hechos por Norman Foster

En sucesivas reuniones con cada vez más arquitectos, Foster y sus colegas fueron tomando notas de todo lo que Jobs deseaba, en muchas ocasiones basándose en una visión idealizada de California y también en sus años de estudiante en Stanford. Les describió texturas y materiales hasta el más ínfimo detalle, incluso hasta el punto de cuándo se debía cortar la madera, en invierno, para que tuviera la composición que él deseaba, dejando a todos los presentes con la boca abierta.

Por qué un anillo

Si te preguntas por qué el edificio principal del Apple Park es un anillo, la respuesta es sencilla, aunque quizás no muy obvia. La forma está determinada por su función; muchos lugares comunes a lo largo y ancho de sus cuatro plantas se interconectan de manera que para ir de un lugar a otro, inevitablemente te encuentres con otros compañeros de trabajo. Fruto de esos encuentros, se producen conversiones, de las que pueden nacer ideas y colaboraciones que, como resultado final, ayuden a la comunicación entre departamentos, y en última instancia, ayude a la compañía. Ésta, es una filosofía que Jobs se trajo de su experiencia en Pixar, una de las compañías más creativas que hay sobre la faz de la Tierra. En esa empresa, los cuartos de baño están deliberadamente colocados para que al ir y venir de ellos, las personas se crucen en lugares comunes, fomentando encuentros esporádicos.

Nave espacial del Campus 2 de oficinas de Apple

Cada una de estas áreas comunes, fue bautizada como Pods por Jobs. Tras mucho deliberar, resultó que la forma que mejor permitía esta interconexión, era un círculo. Antes pensaron en una forma de trébol o estrella, pero no funcionó hasta que dieron con la idea del círculo, más tarde. Aún así, Foster ya escribió en su boceto On the way to a circle (en camino a un círculo).

Muchos árboles y la última vez que Cook habló con Jobs

Una de las cosas que más llama la atención del Apple Park, serán sus árboles. 9000 concretamente, tantos que Apple ha dejado casi sin posibilidad de conseguir árboles a otros proyectos urbanísticos en Cupertino. Estos árboles, tienen que ser todos capaces de soportar calamidades climáticas inesperadas, y ser autóctonos de California, de nuevo porque son los que Jobs conoció en su infancia. Tener tanta naturaleza alrededor, no es casualidad… quieren que ayude a sus trabajadores a sacar adelante su trabajo. El propio Tim Cook confiesa que cuando no sabe bien qué tiene que hacer, recurre a la naturaleza. Se va a pasear o hacer senderismo, y es entonces cuando puede pensar más claramente.

Cook nos cuenta en este punto la última conversación que tuvo con Steve Jobs. Fue el Viernes antes de su fallecimiento. Estaban viendo la película Remember the Titans, Duelo de Titanes en Latinoamérica o Titanes: Hicieron historia en España, un país en donde tenemos un talento innato para estropear nombres de películas. Esta película protagonizada por Denzel Washington es del gusto de Cook, y Jobs confesó que también le gustaba, algo que sorprendió al primero. Empezaron a hablar de las nuevas oficinas, algo que a Jobs le gustaba, y Cook bromeó con lo que sería más difícil de todo este enorme proyecto; no sería el diseño, los edificios, los jardines… lo más difícil sería decidir qué empleados van al anillo, y qué empleados se quedan en edificios alrededor del mismo. Por lo visto, esto sacó una carcajada de Jobs.

Esquema de la nave espacial

Las aletas del exterior

Si te fijas en el exterior del anillo circular, verás que tiene como una especie de aletas. Se utilizan para dos cosas; permitir la circulación del aire para refrigerar el edificio, y también para darle sombra bajo el exigente sol de California. A Jobs no le gustaban, pero acabó aceptándolos ante la necesidad. Estas aletas, por cierto, también están hechas de cristal, aunque aparentemente no lo parezca.

Nave espacial del Campus 2 de Apple

Si quieres conocer más detalles, pásate por el artículo de The Wired. Merece la pena dedicarle un buen tiempo a leerlo con calma, si te gusta todo lo que hace Apple, y quieres saber… cómo lo hacen.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre