Así son los auriculares inalámbricos AirPods por dentro

Si tienes curiosidad por saber cómo son los diminutos auriculares inalámbricos AirPods por dentro, en iFixit los han abierto, o mejor dicho, destruido, porque esa es la única manera de ver lo que llevan dentro, tanto los auriculares como la caja en donde se guardan y se cargan.

AirPods

Lo primero que nos enseñan es, antes de romperlos, las vistas en rayos X

Los AirPods vistos con rayos X

AirPods vistos con Rayos X

La AirPods Case vista con rayos X

Después abren uno de los auriculares, con una especie de cuchilla, tras aplicar algo de calor para reblandecer el pegamento. Como vemos, en su interior tenemos dos chips, casi ensamblados en forma de sandwich. Sus dos placas se unen con un cable coaxial, que se puede desconectar. Es importante incidir en lo pequeño que es todo ahí dentro; sin pinzas especializadas, no se puede hacer nada.

AirPods abiertos

Más tarde abren la capucha que los cierra por debajo, que, en realidad, son los dos bornes de la pequeña batería que llevan incorporada en el mástil del auricular. Esta es la parte que entra en contacto con los bornes de la batería más grande, en la caja o Case, cuando los metemos en su sitio. Ésta es la batería en cuestión que llevan los AirPods en su interior. Tiene un poco más del 1% de la capacidad de la batería de un iPhone 7.

Batería de los AirPods

Aunque no lo parezca, recorriendo la batería Apple ha pegado una antena, que es la que utiliza el sistema Bluetooth para comunicarse con el iPhone, iPad, Mac o cualquier otro dispositivo y también con el otro auricular.

Antena de los auriculares AirPods

Aquí nos muestran todas las placas que conforman el auricular, en donde podemos ver el auricular en si en la parte de abajo, y luego los sensores de movimiento, micrófono, sensor óptico que comprueba si el auricular está en una oreja, etc. Es un diseño realmente espectacular.

Circuitos de los AirPods

En esta otra imagen podemos ver la clasificación de chips. El recuadro rojo que incluye el chip más grande es el, supuestamente, el famoso chip W1 de Apple, el que hace que toda esta magia funcione. Todo esto, va incluido en una diminuta caja de plástico con una forma lo suficientemente caprichosa como para que encaje bien en la mayoría de oídos. Es todo un pequeño ordenador con radio inalámbrica dentro de la oreja

Ahora pasamos a ver la caja de los AirPods, ese Case que nos permite cargarlos hasta ocho veces, y disfrutar de ellos más de 24 horas.

AirPods Case por dentro

Aquí podemos ver los bornes que conectan con los AirPods y que permiten cargarlos mientras están en la caja.

AirPods Case por dentro

La caja-cargador de los AirPods es tan resistente, de hecho, que les hizo falta utilizar una pequeña Dremel para conseguir sacar la batería.

Abriendo la caja de los AirPods con una Dremel

Batería de la AirPods Case

Esta batería, de 398 mAh, tiene más o menos 16 veces la capacidad de la batería de los AirPods. Esto quiere decir que tiene capacidad para cargar ambos auriculares completamente unas ocho veces. La placa base de la caja nos muestra un procesador ARM, en concreto un STMicroelectonics STM32L072 Cortex-M0+. Tiene 4 Kbytes de RAM, y 2 Kbytes de EEPROM, un tipo de ROM programable.

Curiosamente, bajo este chip en iFixit ven problemas de soldadura en donde dejan abiertos algunos espacios, una técnica conocida como voiding, que suele ocurrir cuando se fabrica algo muy rápidamente. Es una de las posibles razones por las que los AirPods se retrasaron un par de meses sobre el plan inicial. Incluso si esta no es la razón, parece que Apple se ha dado realmente mucha prisa en conseguir fabricar este accesorio.

Voiding

No hace ni falta decirlo, pero iFixit le da un cero en reparabilidad a los AirPods porque hace falta destruirlos para poder cambiar cualquier componente en su interior.

1 Comentario

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre