Después de las pantallas LCD y OLED, llega una nueva tecnología que Apple está investigando: Micro LED

Llevamos años viendo cómo muchos fabricantes de smartphones utilizan tecnología OLED en sus pantallas. Apple continúa utilizando pantallas LCD con su panel de retroiluminación por una serie de razones, aunque hace años que se especula con la posibilidad de que el iPhone pudiera traer una pantalla OLED en el futuro, ahora que esa tecnología ha mejorado para eliminar los problemas que tenía antes. De hecho, Apple utiliza desde hace tiempo una pantalla OLED en el Apple Watch, pero esto podría cambiar porque una nueva tecnología de pantallas llega para competir con las OLED que vienen pujando fuerte y con las LCD que parece que tienen los días contados; se llama micro LED y prometen conseguir lo mejor de las pantallas OLED y LCD sin ninguno de los problemas de ambas tecnologías.

Panel microLED de pruebas

Una pantalla micro LED, como su nombre indica, no es más que un panel en el que hay dispuestos una serie de LEDs como los que conocemos ahora, con la diferencia de que son extremadamente pequeños, hasta el punto de no poder verlos a simple vista. Son LEDs basados en nitruro de Galio, la misma aleación de semiconductores que se lleva utilizando en LEDs de todo tipo desde los años 90. Es también el material que se utiliza por ejemplo en los diodos láser que se montan en las lentes de los lectores Blu-ray.

Para hacernos una idea, una pantalla micro LED sería como como las enormes pantallas publicitarias que podemos ver cubriendo fachadas de grandes edificios en las zonas céntricas de las grandes ciudades, con la diferencia de que en lugar de utilizar conjuntos de LEDs rojos, verdes y azules del diámetro de un bolígrafo, son tan pequeños que sin un microscopio no se podrían ver. De hecho, se plantea su utilización para estimular células con luz en aplicaciones médicas. Sobre estas palabras tenemos uno de los pequeños paneles de pruebas que existen hoy en día, creado por la Startup mLED Ltd de Glasgow.

Ventajas de las pantallas micro LED

Las ventajas son enormes; Cada sub-pixel emite su propia luz, como ocurre en las pantallas OLED, y por eso el consumo es mucho más reducido ya que no hace falta iluminar toda la superficie de la pantalla independientemente de lo que esté mostrando, como hacen las pantallas LCD. Al mismo tiempo, los negros son mucho más oscuros y contrastados, ya que no hay ninguna luz debajo de esos pixeles. Los colores, son también muy intensos, aunque más naturales que en el caso de las pantallas OLED, y ofrecen también un nivel de brillo muy superior a los pixeles de esa tecnología, hasta 30 veces más, o dicho de otra manera, utilizando mucha menos energía para conseguir el mismo nivel de brillo. Tienen también otra gran ventaja en comparación con las pantallas OLED; No dejan sombra porque la vida útil de sus pixeles es muy superior. Si queréis haceros una idea de este problema en una pantalla OLED, aquí tenemos la pantalla de un Samsung Galaxy S7 edge expuesto en una tienda, en donde un vídeo que se muestra cíclicamente ha dejado sombra quemando los pixeles de la pantalla, que han superado el límite de horas de vida útil que tienen.

Pantalla de un Samsung Galaxy S7 edge con sombras

Es uno de los problemas de las pantallas OLED, y una de las razones por las que Apple continúa utilizando pantallas LCD en el iPhone. Aquí podemos ver este problema ampliado.

Pantalla de un Samsung Galaxy S7 edge con sombras

Está claro que Apple nunca aceptaría utilizar una pantalla que no tiene un tiempo de vida útil suficiente como para cubrir su utilización durante varios años.

Las pantallas LCD, también tienen sus problemas. A pesar de ser una tecnología ya muy utilizada, todavía es difícil garantizar una distribución de luz uniforme en toda su superficie porque es complicado conseguir un panel de retroiluminación perfecto. Además de eso, iluminar toda su superficie supone un coste de energía muy elevado, aunque a su favor tiene el hecho de que la pantalla consume la misma energía independientemente del contenido que se muestra en ella, sea todo negro o todo blanco, ya que por detrás, siempre está encendida cuando se encuentra en utilización. También son más gruesas por ese mismo panel de retroiluminación, no son tan flexibles como las pantallas OLED y también pesan más, algo importante en máquinas en donde cada gramo es importante.

Sin embargo las microLED no tienen ese panel de retroiluminación, pueden ser tan flexibles como las OLED y también igual de delgadas. Todo son ventajas… ¿verdad? – bueno, eso podría parecer, pero las cosas no suelen ser tan fáciles – a día de hoy, aunque existen prototipos, ninguna empresa en este planeta ha conseguido fabricarlas en masa a un precio razonablemente bajo como para plantearse introducirlas en millones de smartphones o relojes inteligentes.

Las investigaciones de pantallas micro LED de Apple

Se sabe que Apple está investigando esta tecnología porque compraron en Mayo del 2014 la empresa LuxVue, especializada en pantallas micro LED. Esta imagen pertenece a una de sus patentes.

microLEDs

También se sabe que Apple tiene una fábrica en el norte de Taiwán, en donde investigan precisamente este tipo de pantallas.

Obviamente, este tipo de investigaciones requieren de mucho tiempo, mucho dinero, muchas personas trabajando en el asunto y no es algo que se pueda conseguir optimizar de un año para otro, sobre todo si tenemos en cuenta que cuando se fabriquen, se tienen que poder fabricar con una tasa de errores muy baja para que sean rentables. Después de todo, cuando Apple pide componentes para sus dispositivos, los pide a decenas de millones en el caso del Apple Watch, pero llegan a cifras de cientos de millones en el caso del iPhone. Por estas razones, no podemos imaginar una pantalla micro LED en un iPhone en bastantes años, aunque muchos rumores si hablan de una pantalla OLED para el iPhone 7S, es decir, el que se supone que veríamos el año que viene. En cuanto a las micro LED, sí que podríamos verlas en el Apple Watch 3, no el que se supone que veríamos este año o el siguiente, sino el del 2018… eso es lo que nos cuentan hoy mismo en la no muy confiable web taiwanesa Digitimes.

5 Comentarios

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre