Apple se empieza a preocupar por sus relaciones públicas

Desde hace un tiempo, muchos de los blogueros más famosos de EEUU, que generalmente hablaban maravillas de Apple, han empezado a dejar claro que están muy disgustados con las últimas decisiones tomadas por Apple en torno a la no aceptación de aplicaciones como Google Voice en la App Store. El sistema de evaluación de aplicaciones en la App Store es sencillamente desastroso, además de lento, y se nota que en Apple no tiene los recursos ni la planificación correcta para hacer frente ante semejante avalancha de aplicaciones. Probablemente, ni ellos mismos se esperaban este éxito en su App Store que, en teoría, no estaba planificada en el proyecto inicial del iPhone como plataforma móvil.

Apple se preocupa por lo que dicen de ella

Ahora, y tras el aluvión de críticas (y problemas con socios estratégicos) que le están cayendo a la compañía de la manzana por todas estas decisiones, su Vicepresidente de Márketing Global, Phill Schiller, ha empezado a enviar emails personalmente a blogueros importantes, algo que hasta ahora *nunca* había ocurrido. Apple es una empresa muy hermética, y nunca había permitido hasta ahora que un alto directivo de la compañía se dirigiera directamente a personas no relacionadas directamente con sus negocios, como es el caso de estos blogueros.

Para los que tengáis interés en leer las historias sobre lo que Phill les cuenta, estos blogueros lo han publicado en Daring Fireball y Steven Frank. No vamos a entrar en estos detalles, sino a hablar de lo que realmente nos llama la atención en todo esto, y es el hecho que ya hemos comentado: Un directivo de Apple se toma el tiempo de contestar directa y personalmente a blogueros y desarrolladores, cuando antes, esto nunca estaba permitido.

Es un cambio significativo en la política exterior de Apple, y demuestra que en el interior de la empresa existe un debate acerca de la apertura de la empresa a la información, para evitar que la opinión pública se vea resentida en torno a su reputación. Está claro que el hecho de tener que lidiar con operadoras de telecomunicaciones, que tradicionalmente han sido auténticas mafias y que son un mal necesario para que Apple pueda distribuir sus iPhone, no debe ser fácil, pero nos preguntamos por qué Google Voice puede publicarse y funcionar en una Blackberry, y no es posible hacerlo en un iPhone. Esta pregunta se la hacen ahora miles de norteamericanos que ven con malos ojos tanto a AT&T como a Apple, y la respuesta a todo este problema es muy sencilla: Dejar de usar el iPhone y pasarse a Blackberry o un móvil con el sistema operativo Android de Google.

Aunque se siguen vendiendo muchos iPhone, se nota que en Apple están preocupados por estas tendencias y habrá qué ver cómo evoluciona la App Store y qué decisiones toman en el futuro en torno a estos problemas. Por ahora, se han abierto un poco permitiendo que uno de los directivos que más aboga por la apertura de Apple a la prensa, se ponga en contacto directamente con blogueros y desarrolladores, eso es un paso adelante muy positivo. Pero no debe ser el único, más que nada porque dentro de poco la competencia será mucho más fuerte que antes, y el iPhone dejó de ser una sorpresa hace tiempo para convertirse en algo habitual, casi un estándar de lo que debe ser la interfaz de un smartphone con pantalla táctil.

1 Comentario

  1. aver si se dejan de joder con estas politicas absurdas y permiten más programas….si permitieran más programas no haría falta hacer jailbreak y además habria menos piratería ya que al no hacer jailbreak no podrían bajar aplicaciones pagas de forma gratuita.

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre