El New York Times analiza la Apple de Tim Cook: ¿Está Apple en problemas como muchos vaticinaban?

Se ha escrito muchísimo del futuro de Apple tras Steve Jobs. Estamos ya a medio camino del año 2014, y se podría decir que Tim Cook ya lleva dirigiendo Apple un tiempo lo suficientemente significativo como para poder juzgar cómo va la compañía. Si bien han tenido algún que otro patinazo importante, como por ejemplo el tema de los mapas de Apple, y eso ha tenido consecuencias importantes para la compañía, la verdad es que se podría decir que los resultados hasta ahora son muy buenos. Apple vende más iPhones que nunca, ha renovado totalmente su sistema operativo, y ha hecho cosas que Steve Jobs publicamente declaró que no eran de interés para la compañía, como por ejemplo un iPad más pequeño.

iPad mini

El iPad mini se vende hoy en día más de que el iPad normal, y en el análisis que hacen de la Apple de Tim Cook en el New York Times dejan claro que esta máquina fue una por las que Tim Cook empujó para poder sacar adelante. Tal y como Jobs dejó dicho, en Apple tienen que hacer lo que creen que es correcto por ellos mismos, y no lo que creen que él hubiera hecho. El iPad mini es la demostración de que siguen sus consejos al pie de la letra, aunque eso suponga tener una opinión diferente a la suya.

Portada de la revista Fortune con Tim Cook

En este análisis del New York Times, Jonathan Ive en persona deja una serie de declaraciones que sorprenden por su sencillez, en línea con todo lo que suele decir este hombre;

Honestamente, no creo que algo haya cambiado. [en relación a nuevos productos] La gente se sentía igual cuando trabajábamos en el iPhone. Es duro tener paciencia. Era duro para Steve. Es duro para Tim.

Está claro que hay cosas que han cambiado porque Ive ahora se encarga del aspecto de iOS también, y por otro lado Cook tiene un carácter mucho menos explosivo, por decirlo de una manera amable; Analiza con mucha calma las cosas, medita las decisiones, y delega más en sus directivos para tomar la dirección correcta en torno a nuevos productos o la evolución de las categorías existentes, aunque no por eso deja de controlar todo. Por otro lado, Cook está mucho más involucrado en temas como la igualdad de sexos, o la no discriminación de colectivos de gays y lesbianas. Públicamente, ha afirmado que él también ha sufrido y visto esta discriminación (sin especificar exactamente qué tipo de discriminación) y ha contestado directamente a accionistas que le preguntaban si no sería mejor para la compañía concentrarse en los beneficios en lugar de invertir tanto en mejorar sus esfuerzos por contaminar menos o utilizar energías renovables. Tim Cook lo dejó claro, en una contestación que se nota que le salió del alma;

Hacemos cosas porque son justas y correctas. Si quieres que tome decisiones basadas en conseguir un retorno de la inversión económica, entonces tienes que vender tus acciones de esta empresa. Sólo para dejártelo claro.

Esto arrancó aplausos de algunos asistentes (entre ellos Al Gore) ante la mirada atónita de ese inversor, llamado Justin Danhof.

En definitiva, se trata de una análisis muy bien escrito (en inglés, eso sí) y muy interesante que da buena cuenta de cómo ha sido la evolución de Apple bajo el mando de Cook. Tras leerlo, la impresión que tenemos es que Cook sabe muy bien lo que está haciendo… está creando su Apple, la que él piensa que debe ser, siguiendo los consejos de su amigo y compañero de trabajo Steve Jobs. Si bien no son perfectos, y nunca lo han sido, algo está claro: tienen las ideas muy claras sobre el futuro de la compañía.

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre