El iPhone deberá usar USB-C o ningún puerto de aquí finales del año 2024

El Parlamento Europeo ha votado hoy a favor de pasar la nueva ley que obliga a todos los fabricantes de smartphones que quieran vender sus dispositivos en Europa a utilizar un puerto de carga común, concretamente el puerto USB-C, con carga rápida incluida hasta 100W. La votación tuvo 602 votos y 13 en contra, con 8 abstenciones. Por lo tanto, fue aprobada con un gran consenso. La nueva ley busca sobre todo que un mismo cargador se pueda utilizar en todos los dispositivos electrónicos de casa con el objetivo de no tener que comprar otro con cada uno de ellos, y reducir la basura electrónica, que es justo lo que Apple argumenta cuando deja de incluir el cargador en la caja del iPhone.

Caja del iPhone 13 Pro Max con el cable Lightning a USB-C
Caja del iPhone 13 Pro Max con el cable Lightning a USB-C.

Ese cable Lightning a USB-C que Apple entrega ahora mismo con cada iPhone que vende, deberá ser USB-C a USB-C para entonces, como el que entregan con el iPad o los Macs. El iPhone 16 deberá tener un puerto USB-c si no lo hace antes el iPhone 15… o quizás, ningún puerto si Apple decide ir por la vía de la carga inalámbrica como único medio de carga, como hace por ejemplo con el Apple Watch, aunque eso es muy poco probable porque la carga rápida se ha convertido en uno de los aspectos más importantes de un smartphone hoy en día y la única manera de conseguir algo así, es utilizando un cable.

Apple continúa utilizando un puerto que tiene más de una década de vida, el Lightning, que en su momento fue sorprendente por poder conectar el cable tanto de un lado como del otro sin problemas. Sin embargo, hoy en día se ha quedado obsoleto, y no sólo eso, también limita al iPhone con velocidades de transferencia a un ordenador que son inaceptables en un smartphone de más de mil eurodólares. El iPhone 14 Pro, actualmente, sólo permite conexiones de hasta 480 Mbit utilizando el protocolo USB 2.0 a través del puerto Lightning, mientras que su cámara trasera de 48 megapixeles es capaz de grabar vídeo 4K de alta calidad que puede llegar a crear ficheros de varios gigabytes de peso en pocos minutos, o fotos ProRAW de unos 100 megabytes que tardan demasiado tiempo a la hora de ser transferidas a un ordenador. AirDrop, aunque funciona bien con los Macs, es simplemente demasiado lento para ficheros muy pesados… y dejamos de lado a cualquier PC con Windows o Linux. Por todas estas razones, es imperativo para Apple solucionar este problema dotando al iPhone de puerto USB-C y velocidades USB 3.0.

Puerto Lightning en un iPhone y USB-C en un MacBook
Puerto Lightning en un iPhone y USB-C en un MacBook.

Por otro lado, la práctica totalidad de cámaras de fotos dedicadas, tablets y smartphones Android han migrado hace tiempo hacia puertos USB-C. Es Apple la más rezagada en este sentido, que por alguna razón no ha dudado en dotar de puerto USB-C a varios modelos de iPad y a todos sus Macs, desde hace años, pero que con el iPhone continúa utilizando tecnología obsoleta.