Las medidas para preservar la privacidad de los usuarios de iOS le han costado 10.000 millones de dólares a Facebook

Facebook (Meta) presentó sus resultados financieros trimestrales el pasado miércoles, al igual que hizo Apple hace unos días, correspondiente al último trimestre del año 2021. Los resultados fueron buenos; 33.600 millones de dólares de facturación que fueron más de los esperados, pero también dieron las expectativas para el primer trimestre del 2022, en donde esperan facturar entre 27 y 29.000 millones de dólares, que es menos de los 30.000 que los inversores esperaban. Lo más interesante para los usuarios de iPhone, es que una de las razones que han esgrimido para esas previsiones de ingresos a la baja, ha sido el framework App Tracking Transparency (ATT) que evita el rastreo de usuarios entre Apps.

Petición de rastreo entre Apps de Instagram
Petición de rastreo entre Apps de Instagram.

En total, Facebook dice que dejarán de ingresar 10.000 millones de dólares por esta razón.

Recordemos que Apple no está evitando que las Apps rastreen al usuario. Lo que Apple ha hecho es dar la información al usuario para que decida si pide a las Apps que lo hagan. Decimos pide, porque técnicamente hablando, no se puede evitar si la App lo hace. Obviamente, si Apple ve que lo hace la puede eliminar de la App Store, pero el mensaje que muestra está escrito con mucho cuidado de dejar claro que no obliga a las Apps a no rastrear al usuario, sino que se le pide a las mismas que deje de hacerlo. Es una diferencia sutil, pero importante.

Privacidad en el iPhone

Todo este problema de la privacidad es algo de lo que ahora se habla mucho, pero también es algo de lo que se tenía que haber preocupado Apple mucho antes. Haberlo hecho ahora en lugar de, digamos, hace 6 o 7 años, ha permitido que empresas como Facebook o Google se conviertan en auténticos gigantes de la publicidad online a costa de la privacidad de los usuarios. Obviamente no hay nada objetable en crear ese imperio, y muy probablemente lo hubieran conseguido de todas maneras, aunque quizás no creciendo tan rápidamente como lo han hecho. En cualquier caso, siempre hay que ser transparentes de cara al usuario, y dejar claro lo que se hace con sus datos, sean anónimos o no, y eso es algo que se podría haber empezado a hacer mucho antes.

Vía: CNBC.