Cómo evitar que el INE utilice tu localización como datos estadísticos y por qué no es un problema si lo permites

Hace unos cuantos días saltó la noticia del acuerdo del INE (Instituto Nacional de Estadística) en España con varias operadoras de telefonía móvil para hacer un seguimiento de la localización de sus usuarios durante ocho días, que no son consecutivos, en todo el territorio español. Leído así, sin explicar, suena muy a Gran Hermano y muchos usuarios se alertaron. Muchos otros se preguntaron cómo evitar que les hagan un seguimiento a ellos.

Antena de telefonía móvil

En este artículo vamos a explicar cómo garantizar que no van a conseguir las localizaciones aproximadas de tu iPhone y smartphone Android, y por qué aunque no hagas nada y esos datos pasen a manos del INE, no es ningún problema. La mejor manera de decidir qué debes hacer es entendiendo bien de qué se trata antes de tomar una decisión.

Por qué se hace esto

El INE hace esto porque quieren tener datos importantes con los que justificar el desarrollo de infraestructuras en donde es más necesario. Sabiendo cómo se mueven los usuarios, pueden determinar qué carreteras construir o reforzar, o pueden ofrecer alternativas para descongestionar zonas de ciudades o rutas en las que hay problemas de tráfico, por ejemplo. Esto es sólo un ejemplo, porque los datos se pueden aplicar en muchas otras situaciones.

Dicho de otra manera, la parte del gobierno que administra infraestructuras existenes o decide las nuevas, necesita datos poblacionales actualizados y realistas como apoyo para tomar decisiones que nos afectan a todos. Saber por dónde se mueven los millones de smartphones que hay en uso hoy en día, de forma aproximada, es una información muy valiosa y muy útil para poder tomar esas decisiones e invertir los recursos económicos de los que se dispone en el lugar más necesario.

Este seguimiento se hará en fechas señaladas, por ejemplo 20 de julio y 15 de agosto para ver a dónde se desplazan los residentes en Madrid de vacaciones, por ejemplo. También en el 25 de diciembre, para ver dónde se reúnen con sus familias. Todo esto, repetimos, tiene como objetivo conocer los desplazamientos que hacen muchas personas para poder aplicar esa información al desarrollo de infraestructuras o al estudio de hábitos sociales. Se trata de tener datos fiables, mejores que los que se consiguen hoy en día a través de encuestas, que es el arcaico método que se ha venido utilizando hasta ahora de manera habitual. Se han llegado a contratar decenas de miles de encuestadores para conseguir información menos verídica que la que pueden conseguir de las operadoras de telefonía móvil, que por supuesto, cobran por entregar estos datos. No lo hacen gratis. Para el INE (y por lo tanto todos los españoles que pagan impuestos) es menos caro, y los datos son de mucha mejor calidad, tanto cuantitativamente como cualitativamente.

Cómo se hace ese seguimiento

Nadie va a pedir a nuestro iPhone o cualquier otro smartphone la localización. Lo que se hace, es saber a qué antenas se conectan los smartphones a lo largo del día. Por ejemplo, si está unas 12 horas conectado por la noche en un lugar y 8 horas conectado en otro, se entiende que el lugar de trabajo de esas personas está donde se han quedado esas 8 horas, y las nocturnas y donde descansan, es su domicilio. Esa ruta que hay en medio les da muchas pistas sobre qué carreteras utilizan y a qué horas lo hacen, o qué transportes públicos utilizan y cuáles se han de reforzar.

Todos los smartphones se conectan a tres o más antenas por defecto, siempre que sea posible. En lugares con poca cobertura es habitual conectar a una sola antena, pero cuando se está en una ciudad, lo habitual es estar conectado a tres antenas. La información de localización que estas operadoras de telefonía móvil van a pasar al INE es precisamente la de esas antenas, no la de los usuarios. El INE no tendrá la localización de nuestro iPhone, sino la de la antena a la que ha conectado, que puede estar a varios kilómetros de nosotros. Es cierto que triangulando con tres antenas se consigue la localización de un usuario de manera más exacta, pero los datos no se van a entregar de manera que sea posible hacer esto. Lo que se va a entregar es información estadística de las antenas a las que va conectando cada smartphone a lo largo del día, durante ocho días.

El INE interpretará un destino diario si un smartphone se desplaza y está en esa nueva zona más de cuatro horas. En el caso del lugar de residencia, se establecerá cuando un smartphone permanezca en un lugar entre la media noche y las seis de la mañana.

¿Es información anónima?

Totalmente. Lo hasta el punto de no poder identificar a un usuario con ninguno de los datos que se les transmite. Cada smartphone tiene un número de teléfono gracias a su tarjeta SIM, pero la información que se va a transmitir no es ese número, sino un código que identifica un smartphone de la misma manera que una dirección física MAC de una tarjeta WiFi o Ethernet identifica a un ordenador o smartphone en Internet. Nunca habrá localizaciones exactas, y tampoco habrá números de teléfono ni por supuesto habrá nombres de usuarios, sus fotos etc.

Dicho de otra manera, ni el INE ni Hacienda y nadie en el Gobierno puede saber dónde has estado durante esos 8 días. Sólo pueden saber que un smartphone se ha movido desde un lugar a otro, y ha vuelto. Si esto tampoco te parece bien, es posible evitar que esos datos generados por tu smartphone vayan a parar a manos del INE.

¿Cómo lo evito?

El método más sencillo y rápido es no encender tu iPhone durante esos ocho días. Obviamente, si no quieres hacer esto, puedes comprobar si tu operadora es una de las que transmite esos datos al INE (no todas lo hacen). Si no quieres que tus datos estén incluidos en este estudio, puedes llamar al teléfono de atención al cliente de tu operadora y pedir que excluyan tus localizaciones. Algunas tienen un ajuste en los paneles de control del usuario en su web, otras no. Lo mejor que puedes hacer es llamar para preguntar, ya que para ti es una llamada gratuita. No hay nada que puedas hacer en la configuración de tu iPhone para evitar que envíen ese dato de las antenas a las que conectas. La lista Robinson tampoco te va a a sacar de este estudio porque no se trata de comunicaciones comerciales dirigidas al usuario.

¿Qué operadoras de telefonía móvil entregan estos datos?

Movistar, Orange, Vodafone y Lowi. Todas las demás, no lo hacen. Si utilizas por ejemplo Pepephone o Yoigo, no van a hacer ese seguimiento de las antenas a las que conecta tu smartphone.