El iPhone 11 tendrá un nuevo co-procesador especializado en detección de movimientos, mucho más avanzado que los utilizados hasta ahora

Una de las novedades sobre las que hay pocas dudas en torno a los nuevos modelos de iPhone que Apple presentará mañana, es que llevarán un SoC (System on Chip) A13 de Apple. Se trata del chip que contiene la CPU, la GPU y la memoria RAM, en diferentes capas. Hasta ahora, no se ha sabido apenas nada (y poco fiable) de este nuevo procesador pero hoy ha aparecido mención a un nuevo co-procesador que podría ir también integrado en la capa de la CPU, llamado Rose o R1.

CPU A13 de Apple

Este nuevo co-procesador liberaría de trabajo a la CPU principal encargándose de la gestión de la medición continua del movimiento y posición del iPhone en todo momento. Esto se parece mucho a lo que los co-procesadores M que hace años que Apple incluye en sus chips han hecho, pero en este caso este nuevo chip tendría acceso a muchas más fuentes te información que permitirían al sistema tener una posición mucho más exacta y actualizada que antes.

Los co-procesadores M hasta ahora han podido acceder a la brújula, giroscopio, acelerómetro, barómetro o micrófonos para conseguir situar al iPhone en un lugar, o indicar un movimiento. Son los sensores que hemos venido utilizando hasta ahora en todo tipo de aplicaciones, desde mapas hasta videojuegos. El R1 tendría además acceso a una unidad de medición de movimiento inercial (IMU), utilizaría la radio Bluetooth 5.1 e incluso datos del sensor de la cámara en las aplicaciones que la utilicen para mejorar la exactitud de esas lecturas de movimiento. Es este chip el que podría habilitar ese nuevo One more thing que esperamos que sean las Apple Tags, o iTags, unas etiquetas Bluetooth que colocadas en una mochila o maleta, o un juego de llaves, nos permiten localizarlas cuando las perdemos y no sabemos dónde están. Todo esto son, no obstante, suposiciones sobre lo que este nuevo chip podría hacer o ayudar a hacer. Si te parece extraño que la radio Bluetooth se pueda utilizar para determinar un movimiento, debes saber que la última iteración de este protocolo de comunicaciones, la 5.1, permite enviar y recibir datos Angle of Arrival (AoA) y Angle of Departure (AoD), que informan sobre la dirección en la que llegan o se envían señales de radio… justo lo que unas hipotéticas Apple Tag necesitarían.

Todos los modelos de iPhone actuales, el iPhone XS, XS Max y XR, tienen radios Bluetooth 5.0 incompatibles con esas nuevas capacidades.

Las evidencias de este nuevo co-procesador han sido encontradas de nuevo en esa versión de iOS 13 interna a la que MacRumors ha tenido acceso desde hace unos días y que tan suculentos detalles nos está reportando antes del evento de presentación de estos nuevos modelos de iPhone.