Qualcomm acusa a Apple de robar su tecnología y pasársela a Intel, mientras todos los nuevos modelos de iPhone ya no usan sus módems

En un episodio más de la interminable guerra entre Qualcomm y Apple Qualcomm ha acusado a Apple de robar secretos industriales de los diseños de sus módems LTE y entregárselos a Intel. Este ataque, podría venir propiciado por el hecho de que por primera vez Apple está utilizando módems de Intel en lugar de Qualcomm, en todos los nuevos modelos de iPhone XS y XS Max.

Placa base del iPhone XS con el módem de Intel indicado.
Placa base del iPhone XS con el módem de Intel indicado. Foto original vía iFixit

El año pasado, según el modelo, algunos iPhone X utilizaban un módem de Intel, y otros un módem de Qualcomm. El que se vende en España, por ejemplo, utiliza un módem de Intel. El módem es el chip con el pequeño ordenador que se encarga de las comunicaciones celulares del terminal. Ese mini-ordenador, que hace funcionar el sistema del baseband del que tanto se hablaba cuando hacerle el Jailbreak a un iPhone era tan necesario para poder liberarlo y utilizarlo con otra operadora de telefonía móvil. Tiene su CPU, su RAM y ROM, su pequeño sistema operativo… y por esa razón es un chip tan importante, porque sin él, el iPhone no podría conectar a redes 2G, 3G o 4G-LTE… o no podría identificar la tarjeta SIM, no podría cambiar de antena cuando nos movamos, etc.

Este año sin embargo, tal y como predijo Ming Chi Kuo todos los modelos de iPhone XS o iPhone XS Max utilizan módems de Intel para conectar a las redes LTE Advanced más rápidas que hay. Es un duro golpe para Qualcomm, que con tanto enfrentamiento con Apple está viendo como uno de sus principales clientes desaparece de su regazo, y eso supone la pérdida de miles de millones de dólares, en el sentido literal del número.

No sólo Apple, sino también la gran mayoría de fabricantes de smartphones están descontentos con Qualcomm por lo que consideran que son condiciones abusivas que debilitan la sana competencia entre empresas. Qualcomm, sin duda el fabricante de módems más avanzado que hay en el mercado, lleva más de 17 años liderando el mercado de este componente, y también es uno de los principales fabricantes de procesadores para smartphone o tabletas como los Snapdragon. Eso les pone en una situación muy dominante a la hora de negociar precios de sus componentes, casi monopólica. Empresas como Intel, que hasta ahora no se especializaban en ese componente, son ahora vistas como una alternativa viable a Qualcomm; Apple empezó a utilizarles en algunos modelos de iPhone y poco a poco se han quedado con todos los modelos, empezando este año. Será interesante ver qué hace Qualcomm a partir de ahora.

Vía: Axios.

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre