Alerta de privacidad: No des permiso para usar el micrófono a juegos que no lo necesitan realmente

Una nueva manera de espiar a los usuarios ha salido a la luz recientemente, y es un método que ningún usuario podría haber imaginado. Según parece, hay desarrolladores que instalan una librería de software llamada Alphonso gracias a la cual se puede escuchar permanentemente el sonido ambiente de la sala donde está el iPhone en donde se ha instalado su juego. Ese audio se graba, se procesa y se envía a un servidor remoto para su análisis.

Petición de acceso al micrófono en iOS

¿Para qué podría querer un desarrollador hacer algo así? – es la pregunta que muchos nos hacemos. La respuesta, es también bastante sorprendente; para nada. Lo hacen por dinero, aunque el juego en sí, no necesite acceso al micrófono para nada. La empresa que desarrolla Alphonso paga a los desarrolladores por instalar este sistema de escucha en sus Apps. Como el minado de Bitcoin en las webs o la publicidad en las Apps gratis, para un desarrollador es símplemente un método más para ganar dinero.

La empresa detrás de Alphonso, utiliza los datos de las escuchas para conseguir datos por los que otras empresas están dispuestos a pagar bastante dinero. Por ejemplo, si se escucha la sintonía o conversación de una serie de TV, se puede determinar que a un usuario en Madrid le gusta una serie de Netflix determinada. Esto podría valer a empresas competidoras de Netflix para invertir dinero en una serie de temática similar, y dirigirla a potenciales futuros consumidores de la misma en la misma ciudad. Son datos que obviamente Netflix no va a compartir porque dan una ventaja competitiva a su competencia, pero si se escucha desde fuera, se reconoce a qué serie pertenece comparando el audio con una enorme base de datos y se recopila ese dato, sí puede tener un potencial económico importante. Si multiplicamos ese dato por millones de personas, tenemos un buen negocio que explotar. Además tiene muchas otras utilidades, como por ejemplo saber qué anuncios está escuchando una persona en la TV o radio, dentro de su casa, o en su lugar de trabajo.

El problema con todo esto es que los usuarios no sabemos que se nos está escuchando en nuestra propia casa, porque el desarrollador de la App no informa en ningún momento de que se activa una escucha. Si un juego que acabas de instalar te pide acceso al micrófono (ahora que es obligatorio) y el juego aparentemente no utiliza el micrófono para nada, ya sabes que te están escuchando, por la razón antes comentada, o por cualquier otra.

Por esta razón, a partir de ahora cuando descargues un juego o cualquier otra App, si te pide acceso al micrófono, asegúrate de que lo pide porque lo requiere alguna de sus funcionalidades. Si no es así, desinstala la App y deja un comentario en la App Store preguntando por qué se pide permiso para utilizasr el micrófono. Su desarrollador tendrá que contestar esa pregunta si no quiere que la reputación de su App se desplome. Si no contesta, probablemente sea porque no desea que se sepa que intenta ganar dinero a costa de la privacidad de los usuarios.

Este problema se da principalmente en los juegos de Android (unos 250), pero también se han encontrado algunos juegos en la App Store que utilizan técnicas de este tipo. La compañía que programó Alphonso no permite que su librería se instale en algunos tipos de juegos, como por ejemplo los infantiles, y argumenta que son los usuarios lo sque dan acceso al micrófono, y lo pueden rechazar en cualquier momento. Eso es cierto, pero también es cierto que en la mayoría de los casos no se explica para qué hay que dar acceso al micrófono… simplemente se pide, sin más. El desarrollador que realmente quiere explicar para qué necesita su App el acceso, siempre puede mostrar antes de pedir permiso un mensaje como éste, algo que afortunadamente hoy en día hacen cada vez más Apps.

Explicación de acceso a datos privados

Vía: New York Times.

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre