Diferencias entre el HomePod de primera y segunda generación: ¿Qué es lo que cambia?

Esta es una pregunta que se hacen muchos a la hora de comparar el HomePod de primera generación y el de segunda generación que Apple ha presentado esta semana; ¿qué es lo que cambia exactamente?

HomePod en negro y blanco

En este artículo vamos a intentar resumir esas diferencias.

Características técnicas

Lo primero a tener en cuenta son las características técnicas: El HomePod de segunda generación tiene menos micrófonos (4 en lugar de 6) y menos tweeters (5 en lugar de 7), es decir, la parte del altavoz en cargada de emitir los sonidos más agudos. El diseño en general se supone que ha un poco, pero externamente cualquiera tendría problemas para diferenciar uno de otro. Por ejemplo, el nuevo es 0,2 pulgadas más alto, pero es algo muy difícil de apreciar a simple vista.

La pantalla táctil es ahora más grande, hasta los bordes como en el caso del HomePod mini. El procesador, es más potente, un S7, que es el mismo que se utiliza en el Apple Watch Series 7. Un detalle muy curioso que llama la atención, es que la radio Wi-Fi del nuevo HomePod es menos capaz que la del de primera generación, Wi-Fi 4 (802.11n) en lugar de Wi-Fi 5 (802.11ac), aunque probablemente la inmensa mayoría de usuarios no notará ninguna diferencia porque no son dispositivos que requieran una conexión especialmente rápida a Internet. El de segunda generación tiene soporte para Thread haciéndolo más útil en aplicaciones domóticas.

El nuevo HomePod de segunda generación tiene un sensor de humedad y otro de temperatura. El HomePod mini, curiosamente, también, pero no ha sido utilizado nunca hasta ahora. Se habilitará con la llegada de iOS 16.3.

HomePod de segunda generación y HomePod mini

Un detalle a tener en cuenta para el sonido en estéreo

Si ya tienes un HomePod de primera generación y estabas pensando en comprar el de segunda generación para emparejarlos y tener audio en estéreo, olvídate de la idea. Esto se puede hacer, pero sólo entre HomePods de la misma generación… es decir, dos de primera generación o dos de segunda generación.

Precio

El HomePod de primera generación nació con un precio de 349 dólares, y Apple lo bajó pronto a 299 al ver que no vendían suficientes. El nuevo HomePod de segunda generación sale con ese mismo precio de 299 dólares de entrada, así que se puede decir que ambos cuestan lo mismo. Lo curioso es que todos esperábamos que el precio sería una de las principales diferencias porque era una de las principales razones por la que Apple no había conseguido vender muchos HomePods antes. El HomePod mini ha probado ser mucho más popular precisamente por esa razón. Técnicamente no hay nada que objetar, el HomePod suena muy bien, pero los de la competencia pueden ser hasta tres veces más baratos en el mismo rango de tamaños y potencia, y aunque quizás no suenan tan bien, sí se puede decir que suenan suficientemente bien. Pero con esta segunda generación Apple nos sorprende de nuevo con el mismo precio a pesar de tener algunas características técnicas reducidas.