No habrá Macs nuevos hasta el año que viene, Apple no cumple su promesa de terminar la transición a procesadores ARM en dos años

Una de las sorpresas de Apple este fin de año 2022 es que no ha seguido para nada el patrón habitual de presentación de nuevos productos que hemos visto durante muchos años. Desde hace más tiempo del que podemos recordar, Apple ha presentado un nuevo modelo de iPhone habitualmente en el mes de septiembre. Esa presentación suele ser aprovechada también para presentar nuevos modelos de Apple Watch y algún accesorio mas. Esto es lo que ha pasado con el iPhone 14 y 14 Pro, presentado este año junto al Apple Watch Series 8.

Tim Cook frente a la cafetería del Apple Park

Después de esa presentación del nuevo iPhone de cada año, suele llegar un segundo evento un mes después en el que Apple presenta otros nuevos productos que no quiere que hagan sombra al iPhone. Se trata del iPad, y de los Macs. Esa presentación suele tener lugar en octubre o noviembre… y este año, parece que brillará por su ausencia. Apple ha presentado nuevos modelos de iPad Pro con M2 o el nuevo iPad 10 con una simple nota de prensa.

Después todos esperábamos saber acerca de nuevos Macs… principalmente versiones del MacBook Pro de 14 y 16 pulgadas con M2 Pro y M2 Max, además de versiones actualizadas con el M2 del Mac mini o del iMac. También esperábamos un nuevo Mac Pro Apple Silicon, el último modelo de Mac pendiente por dar el salto. Cuando Apple anunció el cambio de arquitectura x86 a ARM, dijo que tardarían dos años en conseguirlo. Según parece, no van a cumplir esta promesa, porque no se espera ya ningún nuevo Mac Pro hasta el año 2023, superando esos dos años que se dieron de plazo a si mismos, públicamente, para terminar la transición a sus propios procesadores, dejando Intel definitivamente. A día de hoy Apple continúa vendiendo Mac Pros con procesadores x86 de Intel, así como una versión del Mac mini también con una CPU x86 de Intel.

Tim Cook presentando Apple Silicon

Hoy Mark Gurman nos cuenta en su newsletter Power On que envía cada fin de semana que no habrá nuevos Macs hasta el año que viene, y que Apple incumple así esa promesa de dos años para el cambio de arquitectura de procesador del Mac. Según parece Apple tenía un Mac Pro con una versión muy potenciada del M1 preparada, pero en algún punto decidieron retrasar ese lanzamiento para utilizar una versión muy potenciada del M2 en su lugar.

En cuanto al MacBook Pro de 14 y de 16 pulgadas, parece que la espera se debe a poder conseguir SoCs M2 con un proceso de fabricación de 3nm, en lugar de los 5nm que han decidido utilizar en el MacBook Pro de 13 pulgadas y MacBook Air. Es posible que esa versión súper potenciada del M2 para el Mac Pro también esté pendiente de ese paso al proceso de fabricación de 3nm, que permitiría alcanzar velocidades más elevadas reduciendo el calor generado y por lo tanto mejorando mucho el silencio o refrigeración de la máquina. En equipos portátiles como el MacBook Pro esto es especialmente importante.

Toda la situación que ha causado la pandemia de Covid estos últimos años o los problemas económicos e incertidumbre que está causando la guerra en Ucrania, es posible que estén pasando factura ahora mismo a Apple. Depender también de TSMC para poder fabricar absolutamente todos sus procesadores, probablemente tampoco ayude.