Microsoft termina la transición de Office para los procesadores ARM de Apple

Han necesitado bastante tiempo, pero por fin tenemos todas las aplicaciones de Office funcionando de manera nativa en los nuevos procesadores ARM de los Macs con Apple Silicon. Microsoft ha terminado la transición a la nueva arquitectura y todas sus aplicaciones están compiladas para procesadores x86 y ARM, de manera que cada Mac utiliza la que corresponda al procesador que tenga instalado.

Tim Cook presentando Apple Silicon

De todas las aplicaciones, Excel era una de las últimas en realizar esta transición, ya que no todas sus funcionalidades eran nativas todavía. A partir de la versión 16.57 notarás que funciona mucho más rápido en tu Mac con M1, M1 Pro o M1 Max, al tiempo que incrementará la autonomía de la batería ya que requerirá menos energía al no tener que utilizar la capa de traducción de instrucciones que aporta Rosetta 2.

Poco a poco todos los desarrolladores van actualizando sus aplicaciones para funcionar en los nuevos procesadores de Apple, aunque aún hay notables excepciones; Microsoft Teams, debido a la utilización de la plataforma de desarrollo Electron, aún funciona con Rosetta 2 y sólo tiene versión para CPUs x86 de Intel. La aplicación de escritorio de WhatsApp es otro ejemplo dentro del mismo grupo de aplicaciones que aún no funcionan nativamente.

Rosetta 2 es un sistema de traducción de instrucciones x86 a ARM que en el pasado Apple ya utilizó para realizar la transición de procesadores PowerPC a x86 de Intel. Después de varios años, retiró el sistema de OS X, ahora macOS, y es muy probable que en el futuro Rosetta 2 también deje de estar presente en macOS. De hecho, ahora mismo no viene instalado y sólo se instala automáticamente cuando lo requiere la primera aplicación para x86 que intentemos abrir. Esta opción de instalación bajo demanda es probable que deje de estar disponible algún día. En cualquier caso, Apple terminará en este año 2022 la transición de todos los modelos de Mac que vende a sus propios procesadores ARM. Por eso sabemos que este año veremos un nuevo Mac Pro con las CPUs más potentes que Apple pueda diseñar, y que el iMac de 27 pulgadas también verá un sustituto, además de los rediseños que se rumorean del MacBook Air o del Mac mini.