Así es como Apple ha probado Face ID en el nuevo iPhone 13… utilizando un iPhone 12

El iPhone 13 está a la vuelta de la esquina, y ya debe haber unos cuantos millones fabricados y metidos en sus cajas, esperando a ser enviados a los primeros compradores el mes que viene. Hace meses que se rumorea que este modelo de iPhone tiene una pestaña sobre la pantalla más pequeña, o más compacta, gracias a un nuevo juego de componentes TrueDepth que consiguen hacer lo mismo que los anteriores, en un espacio más reducido. Son unos cuantos componentes así que reducir el tamaño de todo el conjunto, no es nada fácil.

iPhone 12 mini por dentro
iPhone 12 mini por dentro, juego de componentes TrueDepth, vía iFixit.

Sin embargo, para que Face ID funcione bien es necesario hacer muchas, muchas pruebas. Cientos de miles de procesos de reconocimiento facial y desbloqueo que garanticen que todo sigue funcionando bien, y por esa razón, en Apple han ideado un sistema para poder probar este nuevo juego de componentes TrueDepth en un iPhone 12, sin llamar demasiado la atención.

Para eso es este accesorio interno de Apple, una especie de funda que se conecta a un iPhone por su puerto Lightning y que permite deshabilitar todos los sensores TrueDepth integrados, y utilizar en su lugar unos diferentes, externos, situados en la parte superior de esta funda.

Nuevo juego de sensores TrueDepth situados en una funda para poder probarlos en modelos de iPhone anteriores
Nuevo juego de sensores TrueDepth situados en una funda para poder probarlos en modelos de iPhone anteriores. Recreación por ordenador, vía FrontPageTech.

Lo que ves aquí es una imagen generada por ordenador para no tener que mostrar el accesorio real, a cuyas imágenes o en persona ha tenido acceso Jon Prosser. Él siempre pide a un diseñador 3D generar imágenes en 3D de lo que ha visto para no tener que mostrar imágenes reales, lo que por un lado pone en peligro sus fuentes, y por otro lado, podría ser considerado ilegal. Sin embargo una imagen que recree algo que ha visto, generada por alguien que conoce, no es una imagen real y por lo tanto es mucho más segura para todos.

La idea de esta funda es que los empleados de Apple puedan probar esos sensores en modelos de iPhone que ya existan, y así no tener que salir de la oficina con ningún prototipo de iPhone 13. Además de eso, debe ser mucho más sencillo y rápido entregar este accesorio para iPhone 12 a muchas personas que conseguir muchos prototipos funcionales de iPhone 13, en los que además, hay muchas otras mejoras o cambios que probablemente ni siquiera dentro de Apple esté permitido mostrar o dar a conocer.