Así funciona la rueda táctil del nuevo mando del Apple TV, y claro ejemplo de Apple solucionando un mal diseño anterior

Una de las novedades del nuevo mando a distancia que Apple entrega con el nuevo Apple TV 4K con A12, es su rueda, que no parece una rueda, pero que es de hecho un trackpad para los dedos que funciona exactamente igual que la rueda de los iPods.

Apple TV 4K de segunda generación
Apple TV 4K de segunda generación.

Este mando a distancia ha sido muy esperado porque el anterior mando, sinceramente, era realmente malo, probablemente el peor diseño que Apple ha lanzado al mercado en los últimos años, quizás junto a ese puerto de carga en la parte de abajo del Magic Mouse que hace que el ratón quede inservible mientras se carga con su cable Lightning. Por ejemplo, no se puede saber qué botón es el derecho o izquierdo porque al tacto son iguales. Apple añadió un círculo blanco en una nueva versión ligeramente mejorada del mando, pero en una sala oscura no se puede ver. El trackpack que tiene en la parte superior, se podía tocar sin querer por ejemplo al tomarlo en la mano, o al darle la vuelta, pulsando botones en pantalla o parando el vídeo de manera no intencionada. Era, a todas luces, un mal diseño en el que el aspecto primaba sobre la utilidad, cuando el diseño no es sólo el aspecto, sino también cómo funciona.

Mando a distancia del Apple TV 4

El nuevo mando, soluciona todos estos problemas, pesa más, es ligeramente más grande, más elegante y permite diferenciar botones al tacto.

Resumen de características del nuevo mando a distancia para el Apple TV
Resumen de características del nuevo mando a distancia para el Apple TV.

En este vídeo podemos ver cómo funciona esa rueda, que puede ser utilizada para mover el vídeo alante o atrás con precisión cuando queremos buscar detalles en un escena. El icono que sale con forma circular sobre el punto de posición del vídeo en la línea de tiempo, indica que el dedo está sobre la rueda y se puede mover para mover el vídeo en consecuencia. Es muy del estilo de Apple, ideas de interfaz clásicas de esta compañía.

Bien está lo que bien acaba, aunque Apple podría haber cambiado este diseño antes… el anterior mando ha estado a la venta durante seis larguísimos años.