Así es de increíblemente rápido el M1 comparado con un Intel Core i5: La diferencia es brutal

Cuando Apple presentó los nuevos MacBooks con CPU M1 de diseño propio, basada en arquitectura ARM y muy probablemente una evolución del A14 con más núcleos y funcionando a una velocidad de reloj superior de 3,2 Ghz, dijeron que su procesador era mucho más rápido que cualquier otro que se esté utilizando en un ordenador portátil. Mostraron gráficas que, siendo honestos con la verdad, no valían para nada porque ni siquiera tenían indicado en sus ejes qué unidades estaban midiendo. Son sólo puro marketing… y, realmente, no valen para nada. Incluso uno se podría preguntar, ¿qué es eso del último chip de PC portáti? – ¿por qué no ponen el modelo concreto y exacto de chip?. Fueron gráficas bastante enervantes para los que gustamos de las comparaciones con rigor. Si vas a hablar de rendimiento y consumo energético de un chip, por lo menos asegúrate de que lo que estás mostrando tenga sentido y no ofenda a la inteligencia de muchas personas. No fue así en esta ocasión, pero al menos sí que podemos decir que lo que Apple nos estaba mostrando, es verdad.

Gráfica sin sentido de Apple
Gráfica sin sentido de Apple.

Lo que Apple quiere decir con esta gráfica, es muy sencillo; Su chip M1 con arquitectura ARM hace mucho más que uno con arquitectura x86, y además, lo hace con mucho menos consumo energético, algo que se traduce en menos calor generado… y eso, al final del día, significa que tu MacBook no va a necesitar encender su ventilador para enfriar el procesador.

Esto es justo lo que podemos ver en este vídeo de los chicos de MacRumors. Hacen cosas como abrir 50 aplicaciones al mismo tiempo. En unos pocos segundos el MacBook Pro con CPU M1 de Apple las abre y no sólo lo hace, sino que además permite seguir utilizándolo, y mueve las ventanas de macOS con total fluidez. En ningún momento se queda pillado. El MacBook Pro con el que lo comparan, con CPU Intel Core i5, simplemente necesita varios minutos para poder abrir todas las Apps. Mientras lo hace, macOS se queda inutilizado. No sólo eso, sino que se calienta hasta tal punto que su ventilador empieza a soplar con ese sonido al que ya nos hemos acostumbrado todos los que tenemos un MacBook. El MacBook se nota muy caliente en la parte superior del teclado, mientras el otro nuevo MacBook con la CPU M1 está tranquilamente esperando a que el usuario haga algo. Nunca ha encendido su ventilador, ni siquiera tras abrir 50 aplicaciones al mismo tiempo. Ni siquiera con otras tareas como exportar un vídeo 4K tardando dos minutos menos que el MacBook Pro con CPU Intel Core i5, enciende su ventilador. Es, en todos los aspectos, mucho, mucho más rápido y eficiente. Lo que ha hecho Apple con este primer procesador ARM que han diseñado para sus MacBooks y para el Mac mini, es simplemente brutal. En Intel, deben estar bastante preocupados.

Comprueba tu mismo la diferencia entre los dos MacBooks Pro en este vídeo.