Softbank ofreció a Apple comprar ARM, pero los de Cupertino rechazaron la oferta

Los procesadores de Apple están basados en la arquitectura ARM, que licencian a la empresa homónima al igual que muchos otros fabricantes. Desde hace más de dos décadas, la inmensa mayoría de teléfonos móviles utilizan chips de esta arquitectura y es últimamente cuando empiezan a ser utilizados en súper ordenadores o, como ya sabemos todos, en los nuevos Macs que Apple está preparando. Es por esta razón que tendría mucho sentido comprar ARM en lugar de licenciar su arquitectura. Sin embargo, la empresa japonesa que tiene el control de ARM, Softbank, no ha conseguido vendérsela a Apple.

Keynote Septiembre 2019: CPU A13

Softbank es una de las principales operadoras de telefonía móvil de Japón, fue el socio de lanzamiento del iPhone 3G en ese país (porque no había redes 2G en las que lanzar el iPhone original por esos lares) y su CEO, Masayoshi Son, era un buen amigo de Steve Jobs en persona. Fue gracias a ellos que Apple integró los primeros emojis en el iPhone, y se podría decir que a día de hoy mantienen una amigable relación empresarial.

Según nos cuentan en Bloomberg, Softbank ofreció a Apple la compra de ARM, y ambas compañías se sentaron a discutir la jugada. Finalmente, Apple no aceptó porque entre otras razones temían que pudieran acusarles de monopolio si ARM acababa en sus manos… y es algo muy probable porque de esas licencias que ARM ofrece dependen el 99,9% de fabricantes de smartphones en todo el mundo. Si Apple comprara ARM y luego decidiera que no licencia su arquitectura de procesadores, literalmente el único smartphone que podría fabricarse con esos chips sería el iPhone. Esto pondría a Apple, muy seguramente, en problemas legales por competencia desleal, en prácticamente todo el mundo.

Placa base del iPhone 11 Pro Max, con el A13
Placa base del iPhone 11 Pro Max, con el A13

Otras empresas parecen interesadas en esta compra. Un ejemplo es Nvidia, la famosa marca diseñadora de GPUs. Softbank también está evaluando sacar a bolsa la empresa pero ocurra lo que ocurra, las licencias que ofrecen por su arquitectura se tendrán que seguir comercializando como hasta ahora, y por esa razón no es importante para Apple que otra empresa acabe haciéndose con el control de ARM.