Las fábricas en donde se ensambla el iPhone empiezan a reducir personal por la bajada de demanda

La demanda de nuevos iPhones, iPads o Macs ha bajado este año debido al cierre de la mayoría de tiendas de Apple alrededor del mundo. Excepto en China y pronto en Corea del Sur, todas las Apple Store están cerradas. Aunque las ventas online a través de la web de Apple y del resto de distribuidores de electrónica que también venden online sí que permiten que la compañía siga operando y vendiendo nuevos productos, el total de ventas ha bajado mucho porque además Apple es una compañía que convence a muchos clientes con dudas en sus tiendas, cuando prueban sus productos. Es la razón por la que Apple tiene 504 Apple Store en 24 países alrededor del mundo.

Apple Store de Leganés, Madrid
Apple Store de Leganés, Madrid.

La consecuencia lógica a esa bajada de la demanda es que este año 2020 no hacen falta tantas personas en China para trabajar en las fábricas en donde se ensambla el iPhone y otros productos de Apple, porque hay que fabricar menos unidades. Por eso, las empresas que administran estas fábricas están reduciendo el personal para adaptarse a la demanda más baja que se producirá este año. La confirmación la ha dado el Financial Times (tras un muro de pago).

Concretamente citan la fábrica de Foxconn en Zhengzhou, en donde se ensambla el iPhone. Las horas extras también se han recortado, y se intenta fomentar que los empleados se tomen vacaciones como método de reducción de plantilla sin necesidad a recurrir a despidos masivios. Según parece, la mayor bajada de demanda se está produciendo desde EEUU, en donde ahora está pegando más fuerte la crisis sanitaria de la COVID-19.

Interior de una de las fábricas del iPhone

Apple planea abrir de nuevo sus tiendas en EEUU en el mes de mayo, pero todo esto podría obviamente cambiar en función de cómo se desarrollen los acontecimientos de la pandemia.