Algunos directivos de Foxconn vendieron iPhones construidos con componentes defectuosos a espaldas de Apple

Esta historia parece sacada de una película de gangsters pero es la pura realidad. Según parece, un grupo de directivos de Foxconn, la empresa que ensambla el iPhone para Apple y muchos otros aparatos para muchas otras marcas, han vendido una serie de iPhones fabricados con componentes inicialmente defectuosos. Esos componentes deberían haber sido destruidos y ese era de hecho el trabajo de sus equipos, pero en lugar de eso acababan ensamblados en iPhones que, de alguna manera, funcionaban aunque obviamente no lo hacían con todas las garantías. Estos iPhones eran vendidos después de un precio inferior, a espaldas de Apple y el resto de directivos de Foxconn.

Empleados de Foxconn

Ahora, todo el pastel se ha destapado y existe una investigación para esclarecer lo que ha ocurrido. La noticia ha trascendido en Taiwan News, origen de Foxconn, aunque los hechos se han producido en China.

Todo ocurrió en la planta de Foxconn en Zhengzhou. Los iPhones que han vendido a espaldas de Apple podrían haberles reportado más o menos unos 4 millones de euros a esta pequeña red de estafadores tecnológicos dentro del socio más importante de los de Cupertino, desde hace muchos años. La manera en la que Apple se ha enterado ha sido, aparentemente, un email enviado por un soplón directamente a Tim Cook. Ha tenido que ser un momento muy WTF cuando Tim Cook ha recibido este email en su iPhone y probablemente no haya podido dar crédito a lo que le contaba, hasta que se ha corroborado que es cierto.

El caso está siendo ahora investigado por el equipo de auditorías de Apple. Por su lado, Foxconn no ha hecho declaraciones pero se ha reportado a su CEO Terry Guo comentar que en una empresa con más de un millón de empleados es imposible que un pequeño número de ellos sea corrupto, por pura estadística.