El módem propio diseñado por Apple podría llegar mucho más tarde, mientras tanto consideran comprar la división de diseño de módems de Intel

Hace unas semanas os contamos que Apple consideró comprar la división de diseño de módems de Intel, con la que han estado trabajando a lo largo de los últimos años y razón por la cual varias generaciones de iPhones tienen módems de Intel en su interior. Intel por su lado ha decidido dar carpetazo a este negocio y dejarlo totalmente, justo después de que Apple llegara a un acuerdo con Qualcomm para poner fin a sus litigios y continuar utilizando sus chips de módem durante unos cuantos años más.

Placa base del iPhone XS con el módem de Intel indicado.
Placa base del iPhone XS con el módem de Intel indicado. Foto original vía iFixit

Después de todo esto, y aparentemente sin clientes importantes, en Intel parecen querer tirar la toalla pero eso no quiere decir que vayan a cerrar esta división sin mas. Ahí trabajan algunos de los mejores diseñadores de este tipo de sub-sistema informático encargado de todas las comunicaciones con las antenas de telefonía móvil y de la administración de la tarjeta SIM. Por esa razón, la mejor opción es intentar vender toda esta división y reducir costes, o incluso, ganar algo de dinero.

Según cuentan en The Information, mientras trabajaban con Apple en los preparativos de ese nuevo módem que dote al iPhone de capacidad para conectar a redes 5G dentro de unos años, hubo problemas de comunicación entre los diferentes equipos que forman este departamento en Intel y hubo problemas de desarrollo. Esos problemas dieron como resultado varios deadlines (fechas fijadas previamente) que han retrasado la fabricación de este chip, poniendo a los directivos de Apple muy nerviosos. Si Apple quiere lanzar un iPhone compatible con redes 5G para el año 2020 o 2021, ese chip de módem al menos en una versión preliminar, debe estar funcionando ya. Si su desarrollo se ha retrasado, es lógico y normal que finalmente Tim Cook haya tomado la dolorosa decisión de aceptar pagar un dinero a Qualcomm y llegar a un acuerdo para dejar de pelearse delante de los juzgados, reconociendo muy tácitamente que tenían razón en estas disputas.

Ahora que este desarrollo se ha parado en Intel, el rumor de chips de módem fabricados en casa vuelve a ponerse encima de la mesa, ya que Apple aún podría ser una de las empresas que compran esa división de diseño de chips a Intel con el objetivo de tener sus propias unidades dentro de unos años. Debido al retraso que ha supuesto toda esta historia, incluso si finalmente compran la división de desarrollo de módems a Intel, parece que tendríamos que esperar por lo menos al año 2025 para poder ver un iPhone con un chip de módem propio de Apple. Intel ha confirmado a The Information que hay varias compañías interesadas en comprar esa división, aunque no ha confirmado el nombre de ninguna de ellas. No obstante, y sobre todo viendo que muchos modelos de iPhone en los últimos años utilizan sus chips, es obvio que los de Cupertino son uno de esos contendientes.