Saurik, el responsable de Cydia, dice que el Jailbreak de iOS debería haberse acabado en el 2015

Saurik, también conocido como Jay Freeman, es toda una leyenda en el mundo del Jailbreak de iOS porque desde los inicios fue el responsable del repositorio de software alternativo Cydia. A través de Cydia muchos de nosotros empezamos a añadir a iOS funcionalidades que, inicialmente, Apple no había implementado en lo que comenzó como iPhone OS y luego fue renombrado como iOS. Muchos recordarán a Saurik en España por su sorprendente parecido con Santiago Segura.

Saurik y el icono de Cydia

Hoy, Saurik ha publicado un tuit en el que dice que el mundo del Jailbreak debería haber desaparecido en el año 2015 con el lanzamiento de iOS 9, y que ojalá todo el mundo se olvidará de Cydia para siempre, sin más.

Parece que está bastante quemado por la manera en la que todo ese mundo ha acabado. Aunque parezca increíble, en los comienzos del iPhone funciones tan básicas como copiar y pegar sólo se podían tener si uno le hacía el Jailbreak a su iPhone. Era sorprendente que prácticamente todos los móviles del mercado pudieran grabar vídeo, y el iPhone original o incluso su sucesor el iPhone 3G, no pudiera. Con el Jailbreak, de nuevo, se podía grabar vídeo… y así, muchísimas funciones que hoy damos por garantizadas. ¿Querías compartir tu conexión 3G con un ordenador portátil u otro iPhone? – para eso, necesitabas hacer el Jailbreak, porque Apple no permitía hacerlo, Apple tardó demasiados años en traer a iOS funciones de ese tipo. Durante esos años, de hecho, el iPhone sólo funcionaba con las redes de telefonía móvil del operador al que se lo comprabas, porque Apple no vendía versiones libres (SIM-Free) del iPhone. Por eso, el Jailbreak era importante esos días. Muchos desarrolladores se lanzaron a publicar Apps y modificaciones de iOS, que comercializaban en iOS.

Sin embargo, como suele ocurrir con casi todo, muchos usuarios también hacían el Jailbreak para piratear Apps de pago en la App Store, incluso si sólo costaban unos pocos céntimos. Con el paso del tiempo, prácticamente esa fue la única excusa que quedó para hacerle el Jailbreak a un iPhone o iPad, por mucho que muchos usuarios interesados en hackear su iPhone insistieran que era la única manera de luchar contra el ecosistema cerrado de Apple. Por todas estas razones, con el paso del os años los esfuerzos por encontrar una manera de hacerle el Jailbreak a un iPhone han ido decreciendo, hasta casi desaparecer, quedando sólo unos pocos grupos de investigadores en China que aún intentan conseguir romper los sistemas de seguridad del iOS. Mientras tanto, el número de usuarios que hacen el Jailbreak a un iPhone ha ido disminuyendo hasta ser anecdótico. Un iPhone hace hoy en día, nativamente desde iOS o con cualquier App que haya en la App Store, todo lo que necesitamos la inmensa mayoría de usuarios. Hemos perdido las posibilidades de personalización y de cambiar absolutamente cualquier cosa que queramos en iOS, pero a cambio hemos ganado en estabilidad, en seguridad y en dolores de cabeza que nos hemos ahorrado.

Saurik

Saurik anunció el pasado mes de diciembre que dejaba de ofrecer software de pago en Cydia, y que se planteaba dejar definitivamente de soportar este repositorio alternativo de Apps y Tweaks (modificaciones de iOS).