Una nueva patente de Apple muestra ideas para solucionar ciertos problemas de los smartphones con pantalla que se dobla

Ahora que los smartphones con pantallas que se doblan están en boca de todos tras los anuncios de Samsung y de Huawei, es reseñable destacar una nueva patente de Apple en la que se muestran sus investigaciones sobre este tipo de dispositivos, que por supuesto en Cupertino están probando pero que no pensamos que vayan a ver la luz en un producto público hasta que se solucionen problemas obvios de este tipo de tecnología… problemas que a Samsung o Huawei no les parecen suficientes como para decidir no lanzar el producto al mercado.

En esta nueva patente, podemos ver una serie de imágenes muy interesantes en donde se muestra, por ejemplo, cómo Apple ha diseñado un sistema de pantalla flexible OLED que puede calentarse en ciertas zonas para garantizar que no pierde flexibilidad.

La temperatura en el estrato transparente en el que se colocan los LEDs de una pantalla OLED puede volverse más o menos rígida, como cualquier otro material, en función de la temperatura a la que se encuentra. En un entorno fío, esa falta de flexibilidad podría dar como resultado grietas o una pantalla rota en el punto por el que se dobla, generalmente por la bisagra.

Patente de Apple que muestra pantallas flexibles

Patente de Apple que muestra pantallas flexibles

Patente de Apple que muestra pantallas flexibles con mediciones de temperatura y aplicación de calor

Como siempre ocurre con las patentes, que nadie se piense que porque Apple experimente con pantallas flexibles vaya a haber un iPhone con pantalla que se dobla. Diríamos que esa posibilidad es muy remota, en unos cuantos años. Apple no lanza al mercado nada que no sea realmente bueno y a día de hoy no nos parece que esta tecnología haya madurado, o que tenga una utilidad real teniendo ya tabletas y smartphones de varios tamaños. El tiempo dirá si nos equivocamos.

Vía: Oficina de Patentes y marcas de EEUU.