Así es uno de los dispositivos utilizados para desbloquear cualquier modelo de iPhone

Esta caja negra que puedes ver bajo estas palabras, es un dispositivo desbloqueador de iPhones, utilizado por empresas a las que se les paga por extraer datos de un iPhone del que no se sabe la clave de acceso y que está bloqueado vía Touch ID o Face ID. Es el tipo de dispositivo que se utiliza para entregar a la policía, o a quien lo pague, datos de un iPhone en casos en los que el propietario obviamente no desea que se entre o porque quizás ya no está vivo, como ha ocurrido en algunos casos de terrorismo en el pasado.

Caja negra utilizada para desbloquear iPhone

Este modelo en concreto se llama GrayKey, y está desarrollado por una compañía llamada Grayshift. Tiene dos cables Lightning porque se pueden desbloquear dos iPhone al mismo tiempo. Para poder conseguirlo, deben permanecer conectados desde unas cuantas horas a unos cuantos días, en el caso de que el usuario utilice una contraseña de seis dígitos en lugar de cuatro. Una vez que consigue el código, se muestra en la pantalla del propio iPhone de esta manera, junto al tiempo que se ha tardado en conseguirlo.

Contraseña averiguada con GrayKey

Una vez que se tiene el código, se puede acceder dentro del iPhone pero el ordenador de esta GrayKey permite extraer también todas las contraseñas almacenadas en el llavero de claves del sistema, sin cifrar, dando acceso así a todos los servicios que esa persona haya guardado en el pasado. Parece que incluso los modelos más modernos de iPhone con las últimas versiones de iOS, son vulnerables a este dispositivo.

iPhone X preparado para ser desbloqueado

Este dispositivo cuesta 15.000 dólares en una versión que requiere conexión a Internet y que luego sólo se puede utilizar en un lugar determinado, y 30.000 dólares por una versión que se puede utilizar sin conexión a Internet y en cualquier lugar. En principio este tipo de dispositivos se venden sólo a fuerzas de seguridad pero es probable que estén a la venta también para quien quiera o pueda pagarlas. Muy probablemente utilicen vulnerabilidades no conocidas ni reportadas, de manera que en el futuro podrían dejar de funcionar… de hecho, es posible que incluso la propia Apple intente comprar una de estas cajas, aunque por supuesto no lo intente directamente por razones obvias.

Lo malo de que este tipo de dispositivos existan, es que en malas manos podrían ayudar a los amigos de lo ajeno a desbloquear iPhones robados para poder revenderlos. Muchos grupos de personas que organizan robos y envían los terminales a un lugar determinado pagarían encantados 30.000 dólares, o más dinero, por poder vender los cientos, ¿quizás miles? de iPhones bloqueados que tienen en su poder.

Vía: MacRumors.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre