Por qué Samsung es el principal suministrador de pantallas OLED para smartphones

Durante muchos meses, se ha rumoreado con una posible colaboración de Apple con LG en el campo de las pantallas OLED. Sin embargo, parece que Samsung será el único proveedor de este importante componente para el próximo iPhone Edition, iPhone X, iPhone Pro, iPhone 8… ahora mismo, tiene muchos nombres pero nadie sabe realmente cómo se llamará. En este artículo te explicamos por qué.

Pantalla OLED de Samsung

Probablemente en algunos componentes como las baterías a Samsung aún le falta un poco que aprender, pero en otros como las pantallas, son la empresa puntera en el mundo por una sencilla razón; Apostaron por la tecnología OLED casi en solitario, cuando nadie creía que podrían alcanzar la calidad de una pantalla LCD. Innovaron sobre lo que había, mejoraron mucho esa tecnología e invirtieron en fábricas con maquinaria para este componente, llegando a unos niveles de calidad que superan a las pantallas LCD en muchos aspectos, y además consumen menos energía de media. Ofrecen otras posibilidades como ser mucho más finas, ligeras y flexibles, cosas que las pantallas LCD no tienen conseguir. Probablemente por todas estas razones Apple haya optado por utilizar por fin una pantalla OLED en este nuevo iPhone; Han esperado hasta que la tecnología estuviera madura, bien desarrollada, y cambian de pantalla sencillamente porque es mejor. Pero hay un pequeño problema; si no se las compran a Samsung, no se las compran a nadie.

Comparación de calidad de pantallas OLED con un fondo gris

Esto es así porque en la práctica, sólo hay otro fabricante de pantallas OLED para smartphone, también coreano; LG. Aunque LG tiene excelentes televisores de gran pulgada, en las pantallas más pequeñas y con pixel más pequeño, para smartphones, no consiguen el mismo éxito. Sobre estas palabras podemos encontrar una pantalla de un smartphone de LG al lado de uno de Samsung. La diferencia es enorme; La pantalla de LG, con un simple color gris, tiene sombras, manchas, ruido… son defectos que con una imagen normal se notan menos, pero que están ahí. Sin embargo la pantalla de Samsung tiene un color gris uniforme y estable, de mucha más calidad.

Antiguamente, hemos visto como las pantallas OLED tenían algunos problemas como colores demasiado exagerados, poco realistas, tonos azulados o verdosos en general, o sombras que quedaban con partes de la interfaz del sistema operativo que se visualizaban mucho, siempre en el mismo lugar. El Galaxy S7, todavía un smartphone relativamente moderno, presenta este problema.

Pantalla de un Samsung Galaxy S7 edge con sombras

Pantalla de un Samsung Galaxy S7 edge con sombras

Sin embargo, en la actualidad se podría decir que todos esos problemas han sido solventados, principalmente por Samsung. Sus pantallas ahora, gracias a su buena apuesta, dominan el mercado OLED casi en exclusiva, y eso significa que pueden cobrarlas caras al no tener competencia real. También significa que no hay muchas en el mercado y eso podría ser una de las razones por las que este nuevo iPhone todo pantalla podría escasear mucho los primeros meses desde el día de su lanzamiento o ser más caro.

Vía: Ars Technica.

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre