Apple podría quedarse con más del 20% del negocio de chips de memoria de Toshiba

Apple podría estar intentando quedarse con más de un 20% del negocio de chips de memoria de la empresa japonesa Toshiba, según informan en el canal de TV nipón NHK, el canal público del país. Hace unos días os contamos acerca de los problemas de esta división de Toshiba y cómo estaban buscando un comprador. La empresa taiwanesa Foxconn, uno de los principales fabricantes del iPhone y posiblemente el socio más importante de Apple podría ser la que mejor posicionada está, sobre todo después de haber comprado la división de pantallas de Sharp hace pocos meses. Sin embargo, el gobierno japonés prefiere que la empresa quede en manos norteamericanas para evitar que su tecnología acabe en manos chinas, uno de sus principales rivales tecnológicos en Asia. La participación de Apple en esta compra, con al menos un 20% de la tarta, podría venir propiciada por esos deseos de los dirigentes japoneses.

Chip de memoria NAND Flash de Toshiba en la placa base de un iPhone 7

Además, Apple podría permitir a Toshiba tener una parte de esas acciones para que se pueda decir que la empresa continúa teniendo dueños japoneses. Apple y Toshiba llevan décadas trabajando juntos, ya que los chips de memoria que fabrican están presentes en muchos iPhones o iPads hoy en día, pero en el pasado han provisto muchos otros componentes para Macs, el iPod etc. El iPhone 7 en la actualidad utiliza chips de memoria Flash de Toshiba de 32, 128 y 256 GB, que es lo que dota de cada una de esas capacidades de almacenamiento a la máquina. En la imagen de arriba, podemos ver uno de esos chips.

Foxconn podría haber ofrecido ya 30.000 millones de dólares por esta división de chips de memoria NAND de Toshiba. Otras empresas interesadas, como TSMC, también socia de Apple, ya se han retirado de la puja. Muchas otras empresas como Amazon, Google, SK Hynix o Western Digital también podrían estar interesadas. Si te preguntas por qué Toshiba, que vende tantos chips de memoria, quiere vender la empresa, es porque necesitan pagar unos 9000 millones de dólares para cerrar una filial del grupo dedicada a la construcción centrales nucleares. Actualmente, se encuentra en bancarrota.

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre