El próximo iPhone podría ser más caro, superando los 1000 dólares, y no tener ningún botón físico

Aunque por Europa ya estamos más que acostumbrados a eso de que un iPhone cueste más de 1000 euros, en EEUU todavía no han superado esa barrera psicológica de los 100 dólares. Un iPhone 7 Plus Jet Black de 256 GB, el iPhone más caro ahora mismo, cuesta 969 dólares. Esto podría cambiar porque según nos cuentan en Fast Company, el próximo iPhone podría ser el más caro de todos, y superar ese límite de los mil dólares por primera vez en EEUU.

iPhone 7 y 7 Plus

En el artículo, además de contarnos que el próximo iPhone probablemente sea bautizado como iPhone 8 pero que algunos piensan que podría ser iPhone X, achacan a esa nueva pantalla OLED el sobreprecio, indicando que sólo ese componente podría costar el doble que las actuales pantallas Retina LCD que Apple utiliza en todos los modelos de iPhone a la venta.

Además del iPhone 8 con pantalla de 5,8 pulgadas, dicen, Apple podría sacar al mercado también un iPhone 7S y un iPhone 7S Plus, con pantallas de 4,7 y 5,5 pulgadas respectivamente. Si todo esto que nos cuentan se cumple, Apple estaría publicando no una nueva generación de iPhones, sino dos al mismo tiempo. Suena bastante poco probable, pero como se suele decir en estos casos, especular con lo que Apple podría presentar sin indicar claramente las fuentes de donde viene esa información, es muy fácil.

En cuanto a otras novedades, nos cuentan que Apple ha estado trabajando con una empresa llamada Lumentum para poder incorporar al nuevo iPhone una especie de sensor 3D que pueda reconocer la cara del usuario. Este rumor está en línea con el que ya habíamos leído antes, aunque no menciona rayos láser por ningún lado.

El resto de rumores que enumeran son los que ya conocíamos; Un botón Home táctil debajo de la pantalla, que ocuparía casi todo el frontal gracias a esa nueva posición, aunque con un detalle nuevo para el resto de botones físicos del terminal, los de volumen y encendido; esos, podrían pasar a ser también táctiles, convirtiendo al iPhone 8 en el primer smartphone de Apple que no tendría ningún botón. Desde luego, si todo esto se cumpliera, sería realmente un dispositivo increíble.

La verdad, es que es un poco preocupante ver todo el hype que se está acumulando en torno al próximo iPhone debido en parte a ese décimo aniversario de la máquina, y también al hecho de que llevamos tres años viendo un diseño muy similar en cada generación de iPhone que Apple ha presentado. Hay ganas de algo nuevo y diferente precisamente por esa razón. Nosotros sólo esperamos que sea, simplemente, mejor.

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre