Apple podría estar intentando llevarse la producción del iPhone a EEUU

Apple podría haber pedido a Foxconn y Pegatron, sus principales socios para producir el iPhone, que abrieran fábricas en EEUU para poder trasladar el ensamblaje del terminal en tierras norteamericanas.

Tim Cook en una fábrica de Foxconn

El rumor viene del diario japonés Nikkei. Las dos empresas taiwanesas recibieron la petición, y si bien Foxconn parece dispuesta a intentarlo, Pegatron cierra totalmente la puerta a esta posibilidad argumentando falta de rentabilidad económica. Foxconn, de hecho, ya tiene fábricas fuera de China para evitar los costosos aranceles de importación de otros países, así que tampoco sería una novedad. También hay una serie de piezas del iPhone que se fabrican en EEUU, se envían a China, y vuelven ensambladas en un iPhone para su posterior venta.

Apple ya fabrica el Mac Pro en EEUU desde hace tres años, pero la mayoría de sus dispositivos continúan fabricándose en China. Ahora que Donald Trump será el nuevo presidente de los EEUU, Apple siente más que nunca la presión que les empuja a retornar todos esos puestos de trabajo que crea en China a su propia tierra, incluso si eso supone una pérdida de rentabilidad o incluso una una subida de precios de sus ya bastante caros productos. Trump ha dicho en un discurso en Enero que aplicaría un fuerte impuesto de importación a los productos que se fabriquen en China, y sobre Apple dijo esto, citando palabras textualmente;

Vamos a conseguir que Apple fabrique sus malditos ordenadores y cosas en este país [EEUU] en lugar de en otros.

Donald Trump y Tim Cook

Apple ya tenía motivaciones para traer parte de la fabricación de sus productos a EEUU, como ya ha ocurrido con el Mac Pro antes de que Trump llegara a la Casa Blanca, pero ese producto es muy diferente; dirigido a un mercado profesional en donde los compradores están dispuestos a pagar varios miles de euros por un ordenador, el iPhone es mucho más sensible a variaciones de precio y de hecho muchos ya piensan que es demasiado caro. Producirlo al mismo precio en EEUU parece bastante complicado y está claro que Apple nunca va a sacrificar sus márgenes de beneficios… por esa razón llevarse la producción de su smartphone a EEUU parece algo realmente complicado. Está claro que a Tim Cook le espera más que uno dolor de cabeza en las relaciones entre la empresa y la nueva administración de su país.

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre