El iPhone 7 es un 35% más rápido que el iPhone 6S según una nueva prueba de velocidad en Geekbench

Hace unas semanas os mostramos una supuesta prueba de velocidad hecha a un iPhone 7 Plus con la popular App de medición de rendimiento Geekbench. Parece ser que esa prueba no era verdadera, y ahora aparece una nueva prueba en esta misma App, que se supone que está hecha con un iPhone 7 no Plus.

Supuesta prueba de iPhone 7 en Geekbench

En esta prueba, hay datos bastante confusos; Para empezar, se indica que el procesador funciona a sólo 396 Mhz, algo que obviamente no puede ser, aunque también es posible que ese iPhone 7 no reporte bien la velocidad de su CPU o que Geekbench no esté registrando ese dato correctamente. Según cuentan los rumores, el iPhone 7 tiene un procesador A10 funcionando a 2,4 Ghz, una subida de velocidad de reloj que se puede permitir al estar hecho en un proceso de fabricación mucho más pequeño que anteriores versiones de CPUs de Apple.

Además de eso, el reporte indica que ese iPhone está utilizando iOS 10.1, cuando iOS 10 en su versión final no está todavía disponible para todos, mucho menos iOS 10.1. Lo que sí tiene sentido es que el nombre interno de la máquina sea iPhone9,3, porque el iPhone 6S se reporta como iPhone8,1 y iPhone8,2 para el modelo de 4,7″ y el Plus de 5,5″. Si esto es cierto, podría indicar que Apple presentará no dos, sino tres iPhone 7. La memoria RAM que se reporta son sólo 2 GB cuando se espera que el iPhone 7 tenga 3 GB de RAM, aunque parece ser que esa cantidad estaría disponible sólo en el iPhone 7 Plus para que el software que se encarga de controlar el sistema de doble cámara, y esta prueba muy probablemente sería del modelo de 4,7″ a pesar de ser esa misteriosa tercera versión del iPhone 7.

Supuesta prueba de iPhone 7 en Geekbench

Eso sí, viendo los resultados de esta prueba de velocidad, el rendimiento con un sólo núcleo de esa supuesta CPU A10 que tiene lo coloca a poco más de un tercio más rápido que el iPhone 6S, concretamente un 35% más rápido, en línea con otros saltos generaciones de CPU en el pasado. Este tipo de saltos cada vez será más complicado porque el iPhone 6S continúa siendo uno de los smartphones más rápidos del mercado un año después de su lanzamiento, y superar con tanta diferencia el rendimiento del procesador del año pasado no es una tarea nada fácil. Además de la velocidad, es probable que el mayor salto cualitativo que de este procesador venga de la mano de un menor consumo energético, que mantenga la autonomía a pesar de ser, como dice esta prueba, un 35% más rápido.

En cualquier caso, y debido a todos los datos un poco incongruentes que hemos señalado antes, es mejor tomarse este tipo de supuestas pruebas con Geekbench con bastante escepticismo. En apenas tres días, todos saldremos de dudas al menos con lo que diga Apple, y un par de semanas después, veremos lo que Geekbench dice realmente de las nuevas máquinas.

1 Comentario

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre