Baterías con el doble de capacidad que las actuales podrían llegar el año que viene

Las baterías que utilizamos hoy en día en el iPhone y prácticamente en la mayoría de aparatos que las utilizan, incluyendo los coches eléctricos, son de iones de litio, más conocidas como Li-Ion para abreviar. Este tipo de baterías emplea como electrolito sal de litio. Éstas consigue los iones necesarios para crear una reacción electroquímica reversible que tiene lugar entre el cátodo y el ánodo en ambos polos del sistema. Aunque hay pequeños electrodomésticos y juguetes que utilizan otros elementos químicos como electrolitro, hoy en día las baterías Li-Ion son de lejos las que mejor rendimiento dan. Pero no es suficiente, y por eso se continúa investigando cómo conseguir baterías más eficientes, ligeras y seguras.

Batería del iPhone 5S

Se han encontrado ya muchas maneras de hacer baterías que pueden albergar una carga superior a las baterías de Li-Ion, pero hasta ahora no han sido comercialmente viables porque sus costes de fabricación eran demasiado elevados, porque no eran seguras o simplemente porque su vida útil era demasiado reducida y perdían mucha capacidad de carga tras un número de ciclos menor al que soportan las baterías actuales. Por eso, básicamente, continuamos utilizando una tecnología de baterías que se inventó en 1985. Más de 30 años después, continuamos buscando una manera de superarlas… y ese momento podría haber llegado ya, porque una empresa llamada SolidEnergy nacida en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) parece haber conseguido una batería que, ocupando la mitad de espacio, consigue almacenar la misma carga eléctrica que las baterías de Li-Ion, o dicho de otra manera, baterías que tardan el doble de tiempo en descargarse si se construyen al mismo tamaño que las actuales.

Este nuevo tipo de baterías se llaman Lithium Metal y aunque inicialmente tenían problemas de durabilidad parece que las últimas investigaciones están dando muy buenos resultados. En esta gráfica podemos ver cómo las baterías han ido reduciendo su tamaño y ganando en seguridad, algo vital si vas a tener una casi en cada bolsillo del planeta, o en el suelo de muchos coches eléctricos.

Evolución del tamaño de este tipo de baterías

En este vídeo podemos ver un vídeo de SolidEnergy, del año pasado, en el que hablan de este tipo de baterías. Como vemos, hablan de baterías para smartphones y aparece el Apple Watch o el iPhone, pero más adelante hablan también de coches eléctricos. Si hoy en día un Tesla Model S con la batería de más capacidad que se puede comprar puede alcanzar los 500 Km de autonomía, con este tipo de baterías podrían llegar a los 900 o 1000 Km de autonomía sin problemas.

No obstante, hay que tomarse todo esto con bastante escepticismo, porque hemos visto ya muchas promesas de baterías revolucionarias en los últimos años y hasta ahora nunca han llegado a ser comercializadas para el gran público. Nos hemos llevado ya tantas decepciones con este tipo de investigaciones que hasta que una batería de SolidEnergy que dura el doble de tiempo que las baterías de Li-Ion actuales esté dentro de un iPhone, no nos lo creeremos

Vía: Engadget.

Dejar respuesta

Teclea aquí tu comentario
Introduce aquí tu nombre