Una perfecta demostración de lo útiles que pueden ser unas gafas de realidad aumentada: Estas son las gafas de Sirius para esquiar

Vemos a menudo aplicaciones de realidad aumentada en nuestro iPhone. Un juego pone un dinosaurio sobre la mesa, o en una web de venta de electrodomésticos podemos poner un frigorífico en el suelo de la cocina y ver cómo queda. Apple también lanza sus propios efectos de realidad aumentada como complemento de la invitación de sus keynotes, y todo esto está muy bien, son efectos curiosos pero sinceramente si no existiera algo así, la inmensa mayoría de usuarios no lo echaría de menos. No es algo imprescindible. Sin embargo, hoy hemos encontrado un uso de la realidad aumentada que realmente es útil; Se trata de las Reality Ski Goggles de Sirius, unas gafas de esquí que además de hacer la función de gafas para esquiar de toda la vida, superponen información de todo tipo sobre la pista, velocidad, altitud, temperatura, posición de tus compañeros, obstáculos… todo en tiempo real.

Vista con las gafas Reality Ski de Sirius
Vista con las gafas Reality Ski de Sirius, vía YouTube.

El efecto es realmente espectacular, y todo esto sí es realmente útil, porque te puede librar de un accidente, informar de tu velocidad, o simplemente evitar que te salgas de la pista, golpees a alguien etc – además de la información de elevación, tiempo, hora, dirección etc etc – que nunca está de más.

¿Lo más interesante del invento? Que los esquiadores, de todas maneras, tienen que llevar gafas enormes para proteger sus ojos. Ya que llevan esas gafas, que tengan realidad aumentada no es ningún problema, porque en un dispositivo tan grande hay espacio de sobra para un pequeño ordenador y batería. El resultado es el que puedes ver en este vídeo.

Realmente espectacular, ¿verdad? – Es lo que nos puede deparar el futuro. El vídeo que acabas de ver es puro marketing, sí. Pero éste otro vídeo, no lo es. Éste es un vídeo real, menos espectacular pero aún sorprendente.

Como cuenta Jason Kottke, en donde hemos encontrado estos vídeos, todo esto también puede tener un lado negativo, y es que todos estos datos distraigan al esquiador de lo importante que es básicamente no golpearse con nada o nadie. Ya hay muchísimos esquiadores con GoPros enchufadas en su frente o en el pecho que tienen accidentes por andar operando las cámaras cuando no deben, y estas gafas podrían distraer aún más. Además de eso, este tipo de gafas realmente tienen una vida dura porque se golpean a menudo, funcionan en lugares muy fríos, etc – todo eso nunca le va muy bien a las baterías o los ordenadores.