Evita el modelo de entrada del nuevo MacBook Pro con M2 Pro o Mac mini con M2: Tienen una unidad SSD muy lenta

Hace ya unos cuantos meses Apple decepcionó bastante con una de las características técnicas del MacBook Air o MacBook Pro de 13″ con M2; La unidad SSD de almacenamiento, que en lugar de utilizar dos chips para aprovechar el doble de ancho de banda y conseguir altas velocidades de escritura y lectura, utiliza un único chip de memoria NAND Flash. En la placa base existe el lugar para el segundo chip, pero simplemente Apple no utiliza ninguno. Los modelos con características más avanzadas, y más caros, sí que incluyen dos chips y una unidad SSD bien rápida. Sin embargo, los modelos base, los menos caros, sólo incluyen un chip. Puedes leer aquí el artículo sobre el MacBook Air con M2 y aquí el MacBook Pro de 13″. Esto da como resultado una unidad SSD mucho más lenta de lo normal. En el caso del MacBook Air podría estar justificado, pero en el caso de un MacBook Pro, esto no es nada Pro, simplemente no hace honor a su nombre.

Placa base del MacBook Air con M2
Placa base del MacBook Air con M2, vía iFixit.

No obstante, que la unidad SSD sea lenta no es lo peor de esta situación. Lo peor de todo es que Apple no especifica esta limitación en su web. Es una característica técnica muy importante, que incluye en todo lo que se hace con el ordenador, desde el tiempo que tarda en arrancar cuando está completamente apagado hasta el tiempo que tarda en otras importantes tareas, como por ejemplo utilizar memoria virtual o hacer tareas en las que el almacenamiento es importante como por ejemplo editar vídeo, o crear una imagen de disco de decenas de gigabytes.

Ahora, Apple vuelve a repetir la jugada y esta vez con más delito, porque los nuevos MacBook Pro con M2 Pro que acaban de anunciar tienen espacio para cuatro chips de memoria NAND Flash en su placa base, y en el modelo de entrada Apple ha vuelto a utilizar menos chips, limitando la velocidad. Las pruebas que se están haciendo ahora mismo a estas máquinas, así o demuestran.

Esto podría significar que Apple podría haber quitado no dos como cabría esperar en un principio, sino tres lugares. Es decir, probablemente sólo utiliza un chip de memoria NAND Flash en lugar de cuatro. Si esto se confirma, sería para echarse a llorar teniendo en cuenta el precio de estas máquinas. El MacBook Pro de 14 pulgadas con M1 Pro, la generación anterior, tiene una unidad SSD mucho más rápida.

Parece que los MacBook no son los únicos equipos que sufren de esta medida de ahorro de costes de Apple. Lo han hecho también en el Mac mini con M2, que tiene una unidad SSD mucho más lenta que el modelo anterior con M1. En este vídeo podemos ver la prueba y cómo confirman que la placa base tiene un único chip de memoria NAND Flash soldado para su unidad SSD.

La razón por la que Apple hace esto, podría ser falta de suministro suficiente de chips de memoria NAND Flash, quizás debido a la escasez de integrados que sufrimos hoy en día sea más fácil conseguir un chip de 256 GB que dos de 128 GB. La capacidad total sería de 256 GB en ambos casos, pero con dos chips de 128 GB se consigue el doble de velocidad a la hora de leer o escribir datos en la unidad SSD. Sin embargo, también podría ser una medida de recorte de costes, para incrementar el margen de beneficio que se consigue con esa máquina.

En cualquier caso, sea por la razón que sea, lo más importante de todo esto es que este recorte en velocidad de la unidad SSD debe ser indicado en las características técnicas del producto. Especialmente en el MacBook Pro de 14″ con M2 Pro es hiriente porque es un portátil muy caro, dentro de la gama alta de MacBooks Pro, en donde uno espera conseguir siempre el máximo rendimiento de lo que Apple puede fabricar hoy en día. Sin embargo la compañía recorta a la mitad la velocidad de la unidad SSD y no lo indica en ningún lugar. Esto es algo muy importante que Apple debe solucionar, sobre todo si tiene en cuenta a sus usuarios Pro.

Si necesitas tener el mejor rendimiento posible que la tecnología puede ofrecer hoy en día para una unidad SSD, huye de los modelos básicos de entrada del nuevo Mac mini y MacBook Pro de 14 pulgadas, porque están capados deliberadamente.